Atletismo - Apuntando a los Juegos Olímpicos

Daiana volvió a la calle esquivando miradas

“Me pesó bastante el qué dirán. Más de uno me tiró una mirada lapidaria”, describió Ocampo. “Estoy muy feliz de estar otra vez pisando el asfalto”, aseguró la pilarense que busca llegar a Tokio 2021.
domingo, 14 de junio de 2020 · 08:00

El sueño de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio que se pasaron para el 2021 ya están en la calle otra vez para Daiana Ocampo.
La atleta pilarense ingresó dentro del programa y el decreto presidencial que habilita a los atletas a su preparación fuera del aislamiento social obligatorio. Por eso se la pudo ver nuevamente en acción por Zelaya.
“El regreso de correr al aire libre después de tantos días en una cinta, en una habitación, fue un conjunto de sensaciones”, contó en charla con La Liga la maratonista que busca el pasaje a Tokio.
“Lo que me pesó bastante es el que dirán. Más de uno me tiró una mirada lapidaria”, describió Dai. No todo el mundo está informado sobre el permiso especial que tiene. “En ese momento se me subía el pulso, fue complicado por eso”, aseguró.
En compañía de su entrenador personal, Hugo Bressani, Daiana también se tuvo que volver a acostumbrar al nuevo escenario. “Correr afuera, fue coordinar de vuelta la respiración, como también el pisar un suelo que no sea la cinta”, describió.
“Ahora estoy muy bien, más relajada. Lo que vemos con mi entrenador es que el entrenamiento indoor sirvió y mucho. Me siento excelente”, apuntó la representante del IronTeam.
“No tengo tantos vecinos y donde corro, las calles son amplias, de campo. Una mano de tierra y una de asfalto. Estoy muy feliz de estar otra vez pisando el asfalto”, confió la integrante de la Selección Argentina.

Readaptación
“Los días en cinta eran muy tediosos. Los 10 kilómetros en cinta no terminaban nunca, no quería mirar el cuenta kilómetros para que pase más rápido. Ponía música”, recordó Ocampo de la cuarentena.
“Los maratonistas no estamos acostumbrados a estar en un lugar solo corriendo. Pero como todo en la vida, uno se va acostumbrando”, aseguró.
“Me ofrecieron el polideportivo donde tenemos una pista de 400 metros que usé y conozco bien de mis comienzos. Pero por el momento, con que me permitan salir cerca de mi casa, estoy feliz de poder entrenar afuera”, subrayó.
“Le tenía desconfianza a entrenar en cinta, pero dio sus frutos. Me siento bien, fuerte. La carga de kilómetros arriba de la cinta fue prácticamente igual a correr afuera. Entre 100 y 120 kilómetros semanales”, destacó.
“Ahora hice pasadas de 400 y salieron como si no hubiera pasado la cuarentena. No sé si es la emoción de estar afuera, porque antes de hacerlas tenía una emoción como las de pre carrera, adrenalina”, describió. 


Polonia
El 17 de octubre se desarrollará el Mundial de media maratón en Polonia, un torneo que sigue en pie y será el próximo objetivo de Daiana para perseguir la clasificación a los JJ.OO. de Tokio.
 

Comentarios