Apuran contactos para modificar la ordenanza fiscal

Ya la aprobaron los concejales y falta el visto bueno de los mayores contribuyentes. La oposición espera acordar cambios al proyecto del Ejecutivo para “evitar injusticias”.

martes, 27 de diciembre de 2011 · 00:00

 

El Concejo Deliberante ya votó el proyecto tal como lo envió el gobierno.

 

La última semana del año traerá para los concejales de Pilar algo más que balances, sidras y pan dulce. Es que desde hoy hasta el jueves, el Concejo Deliberante volverá a tratar la ordenanza fiscal para el año que viene.

La norma, que ya fue votada en el Concejo Deliberante el 12 de diciembre, deberá ser convalidada el jueves por la asamblea de Mayores Contribuyentes. Por eso hoy por la mañana, en la reunión semanal de comisiones, sectores de la oposición tratarán de introducir algunas modificaciones a la norma.

El punto principal de la ordenanza será un aumento de la tasa de Mantenimiento de la Red Vial y Servicios Generales, antes conocida como ABL.

La suba será del 30% para todos los contribuyentes y constituirá el primer aumento desde que en el 2003, recién asumido, el gobierno la llevó a los actuales niveles. Desde entonces, hubo varios revalúos de las propiedades inmuebles que repercutieron en el monto de la tasa. Pero esas subas no fueron generales como sí será la que se aplicará desde el 1º de enero.

El denarvaísta Diego Ranieli confía en que entre hoy y el jueves se pueda consensuar una serie de cambios que ya en su momento había propuesto pero que, por falta de tiempo, no llegaron a ser siquiera analizados por los integrantes del bloque mayoritario.

 

Propuestas

“Mostraron interés en juntarse a hablar. Mañana (por hoy) en la reunión de comisión, lo veremos en detalle”, le dijo ayer a Ranieli El Diario. Es un comienzo para las intenciones del edil, pero no mucho más que eso. Es que la ordenanza fiscal ni siquiera está en el orden del día de la comisión de hoy, porque ya fue aprobada por los concejales.

Así, depende de la buena voluntad del bloque oficialista, mayoritario en el recinto y las comisiones, que se abra nuevamente el expediente a las consideraciones de los demás bloques.

El Diario intentó sin éxito ayer comunicarse con el presidente de la comisión de Hacienda, Walter Roldán, para conocer su opinión.

Ranieli ya había plantado los cambios a los que aspira durante su intervención en la sesión en la que se aprobó el aumento de las tasas.

Sus argumentos no apuntaron contra el corazón de la reforma –el aumento del ex ABL- sino que se dirigieron hacia temas formales, más vinculados a las tasas comerciales, en las que consideró que algunos cambios pueden resultar distorsivos o injustos.

La primera que señaló fue la creación de los corredores comerciales urbanos, zonas que por su situación favorecida, tendrán tasas más altas tanto en la habilitación de comercios como en el cálculo de otros tributos.

“Me parece correcto que se cree una zona comercial de corredores urbanos, pero se incluye a las colectoras del Acceso Norte y también todas las rutas provinciales, como 25, 26 y 28 o el camino de circunvalación y varias calles principales”, describió Ranieli.

Para el edil, las colectoras de la Panamericana no tienen punto de comparación en términos de atractivo comercial con otras zonas en las que prácticamente no hay actividad comercial o, si existe, es incipiente.

El edil señaló que las subas de la tasa de Habilitación alcanzan también a locales ubicados a 200 metros a cada lado de la autopista, lo que incluye a zonas de baja actividad comercial, pero que ahora quedarían bajo el mismo régimen tributario que de mayor tránsito.

Como solución, propuso “separar la Panamericana del resto, con un coeficiente diferente”.

Algo similar señaló respecto a los clubes de campo y barrios cerrados, que son englobados dentro de una misma categoría tributara a nivel local, aunque para Ranieli “hay diferencias muy grandes”.

En caso de ser tenidas en cuenta, las modificaciones que solicita Ranieli deberán ser introducidas al proyecto antes del jueves y consensuadas con los mayores contribuyentes que, de acuerdo a la Ley Orgánica Municipal, son los encargados de convalidar todo aumento o creación de tasas.

La asamblea está convocada para las 18 de jueves 29 de diciembre, una fecha poco habitual para el trabajo legislativo, que sólo se habilitó para darle vía libre al aumento de las tasas, una de las claves en las que descansan las previsiones de equilibrio fiscal del gobierno.

La del jueves puede ser la última reunión de Mayores Contribuyentes, una figura que la reforma a la Ley Orgánica Municipal que impulsa el oficialismo bonaerense podría hacer desaparecer (ver aparte).

Por ahora, serán los convocados por los concejales los que convaliden el aumento de las tasas que los pilarenses deberán afrontar desde el año próximo.

 

Capacitación en ARBA

La Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), conducida por Martín Di Bella, capacitó a 3.555 agentes en los últimos dos años, lo cual implica que más de la mitad de la planta de empleados de la Agencia accedió a algún tipo de perfeccionamiento vinculado a la cuestión tributaria.

Di Bella destacó que «la capacitación de nuestros recursos  humanos es un capital fundamental a la hora de gestionar  y ofrecer una mejor atención a los vecinos», y agregó que «promover la formación del personal y modernizar las distintas áreas de la Agencia es una manera de apostar al futuro y avanzar con mayor valor agregado en la gestión del sector público».

Comentarios