Correo Léctores

domingo, 4 de julio de 2010 · 00:00

Mundial Sudáfrica 2010

 

Sr. Director:

Hoy vivimos con mucha pena otra desilusión para nuestro país. Nada sirve en la vida si no se sacan conclusiones, reconociendo aciertos y errores.

Cuando algo empieza mal termina mal o peor; la etapa Maradona, excelente jugador, estuvo llena de desprolijidades desde todo punto de vista. Maradona no es técnico, no está habilitado para dirigir, no se preparó para esto, no fue a la escuela de técnicos; respetemos el orden y los que saben, que es lo único que nos lleva al éxito o si no, el fracaso.

Maradona tuvo los mejores jugadores del mundo, dirigidos por alguien que no se preparó para técnico, el resultado fue: nos ganó la profesionalidad y el juego en equipo, Alemania.

Tuvimos las mejores figuras individuales, lo demostraron en la cancha, solamente faltó la dirección técnica, nadie capacitado supo dirigirlos.

Muchos nos preguntamos ¿Por qué Messi no hizo goles? La respuesta está en el todo, no hubo equipo, sí muy buenos jugadores, el fabuloso Carlitos Tévez y otros, lo demostraron a puro corazón y trabajo personal.

La culpa no es de Maradona, debemos buscarla en los máximos dirigentes de la AFA que además de lo mal que manejaron la elección del técnico, permitieron los roses con otros integrantes del equipo técnico, caso Bilardo y otros.

Como conclusión, el gran ejemplo que nos deja el Mundial Sudáfrica 2010 es, olvidémonos de la individualidad argentina que somos buenos, pensemos en el trabajo en equipo, que no tenemos, en todos los órdenes lo demostramos, política, escuela, trabajo, cámaras, clubs, etc.

Hay varios ejemplos pero uno muy importante hoy: las escuelas, es más importante lo que dicen los alumnos que la maestra que es la que se preparó para enseñar y la autoridad.

Tenemos un gran país no lo malogremos como el Mundial 2010, estamos cansados de tanto fracasos, producto de improvisación.

Hay que aprender del éxito, nadie debe perpetuarse en la dirigencia de un país, institución, etc., los recambios son para renovar ideas y dejar que los jóvenes nos oxigenen con sus conocimientos, frescura y pureza, elijamos los mejores y decentes.

Como idea final digo: dejemos de lado los proyectos de un iluminado, para pensar en un nosotros y a este país no lo para nadie porque vamos hacer un equipo de 40 millones de excelentes jugadores que además sabremos elegir lo que más nos convenga a todos para ganar.

Con todo respeto y mucho cariño por mi país y su gente.

 

Juan F. Arenaza, UPT, DNI 4.440.123

 

Comentarios