Los 7 árboles más antiguos del mundo

sábado, 7 de mayo de 2022 · 07:35

Quizá es un dato poco conocido, pero los árboles están entre los seres vivos que más tiempo llevan habitando el planeta. Se trata de una serie de organismos que han cohabitado con las civilizaciones más antiguas. Dando este dato, es fácil imaginar la historia que guardan en sus entrañas y el gran legado cultural que albergan: son auténticos monumentos vivos.

Aferrados a la tierra y con bellezas más clásicas o más extrañas, habitan desde miles de año en países de diferentes continentes. Los cinco primeros son tan antiguos que ya existían en el planeta Tierra durante el Neolítico.

Herman Hesse, en uno de los escritos más bellos sobre los árboles, decía que "nada hay más ejemplar y más santo qué un árbol hermoso y fuerte". Por esto, la columna de hoy más que una lista es un homenaje a estos guardianes impávidos del mundo.

Creemos que es buena idea realizar un viaje imaginario, que bien merecería convertirse en real, en el que visitemos a cada uno de ellos. Así que, con respeto y admiración, te presentamos a estos imponentes representantes del reino vegetal.

ROBLE DE JURUPA

  • Edad estimada 13.000 años.

Iniciamos el viaje en el continente americano  para conocer al árbol más antiguo del mundo:  Jurupa Oak (roble de Palmer) un árbol de colonia de clones que ha sobrevivido 13.000 años clonándose a sí mismo.

Fue descubierto en el año 2009 por un investigador de la Universidad de Davis en las Montañas Jurupa en el Condado de Riverside, California. El árbol tenía unos 70 grupos de tallos, medía 2,5 kilómetros de ancho y 1 metro de altura.

Se encuentra en un lugar inhóspito típico de las zonas desérticas americanas, sin embargo, esto no ha comprometido la existencia de la planta, que ha encontrado un sistema totalmente ingenioso para sobrevivir a los incendios, al frío extremo de las glaciaciones y a las tormentas. Los científicos creen que ha logrado sobrevivir a los efectos extremos del cambio climático mediante la regeneración y la clonación. 

Entre los estudios hay algunos debates en curso sobre la metodología para medir la edad del roble y se proporcionarán nuevas pruebas de carbono 14 para refutar la tesis de su edad milenaria.

 

PICEA SOLITARIO

  • Edad estimada 9.550 años.

Continuamos el viaje imaginario hacia Europa para conocer al segundo árbol vivo más antiguo del mundo.

Hace unos 9.500 años, mientras Europa estaba todavía en su mayor parte cubierta por el hielo, en una zona entre Suecia y Noruega, nació una conífera de hoja perenne, que todavía está viva y goza de perfecta salud.

En el año 2008 científicos de la Universidad de Umea Suecia descubrieron este ejemplar de Picea al que llamaron “Viejo Tjikko”.

Tan solo mide 4 metros de altura, pero es extremadamente resistente a las temperaturas tan frías de su latitud. Según los expertos, su longevidad se debe por un lado a su doble capacidad para clonarse a partir de las reservas de la raíz, y para adaptarse a los cambios climáticos.

Algunos fragmentos de sus raíces han sido analizados con carbono 14 por un laboratorio especializado que ha confirmado la estimación de su edad.

 

SUNLAND BOABAB

  • Edad estimada 6.000 años.

Ahora viajamos rumbo a la provincia sudafricana de Limpopo. Allí nos encontramos con el tercer árbol más antiguo del mundo: Se trata del Sunland Baobab, un gran símbolo de Sudáfrica ubicado en la ciudad de Modjadjiskloof.

Tiene una altura de unos 22 metros y un extraordinario tronco de 50 metros de circunferencia que esconde en su interior amplios espacios, huecos que se han creado de forma natural con el paso de los siglos.

Pero hay una sorpresa: ¡alberga un pequeño bar con sala de juegos incluido en su interior! Los propietarios de la tierra en la que se encuentra el árbol han equipado el interior del tronco de un pequeño y acogedor bar, el cual tiene una capacidad para que 15 personas puedan echarse un trago fresquito en su interior. Nos parece que debe de ser uno de los bares más especiales del mundo. 

 

PINO MATUSALÉN

  • Edad estimada 4.850 años.

Ubicado en la cuarta posición, en el estado de California, más concretamente en las Montañas Blancas, habita desde hace unos 4.850 años Matusalén. Es fácil de adivinar el porqué de su nombre, lo recibe por el personaje bíblico homónimo que, se dice, vivió un total de 969 años. Se trata de un Pinus Longaeva, una especie de pino con unas características muy especiales, ya que habita en lugares por encima de los 3.000 metros de altura y en tierras áridas.

Su tronco es muy fuerte, y dispone de una gruesa capa de resina que lo protege. Pero, aparte de estas peculiaridades, también es muy llamativo por su aspecto: su figura se retuerce sobre sí misma, como si se enredara, confiriéndole un aspecto único y muy llamativo. Estas características son las que le permiten que sea un árbol tan longevo.

Pero no todo iban a ser buenas noticias: los curiosos que quieran verlo en persona lo tienen más difícil, ya que sólo sus investigadores conocen su ubicación, por miedo a que se lleven actos vandálicos contra él.

 

SARV-E ABARKUH

  • Edad estimada entre 4.000 y 5.000 años.

Cambiamos de nuevo de continente y recalamos en Irán, más concretamente, en la provincia de Yartz. Aquí habita Sarv-e Abarkuh, un ciprés con una edad que oscila entre los 4.000 y los 5.000 años. Dada su longevidad, ostenta el cargo de organismo vivo más viejo de Asia. La razón principal de esta durabilidad en el tiempo son las condiciones naturales que lo rodean, muy favorables para el ciprés, y su adaptación a los cambios del entorno durante los milenios que ha vivido.

Como no podía ser de otra forma, es todo un monumento nacional en el país asiático y un gran motivo de atracción turística, además de por su edad, por su envergadura: alcanza una altura de 25 metros y un perímetro de 11,5 en su tronco. Toda esta trascendencia que lo circunda ha creado varias leyendas locales a su alrededor, como que este milenario ciprés fue plantado por Jafet, el hijo del profeta Noé.

 

TEJO DE LLANGERNYW

  • Edad estimada 4.000-5.000 años.

Del continente asiático volamos con la imaginación a Europa, a una pequeña localidad llamada Llangernyw, ubicada en Gales. Aquí se encuentra nuestro sexto tesoro: un impresionante tejo que está datado entre 4.000 y 5.000 años atrás. Este amplio rango se debe, según los estudiosos, a la dificultad de determinar la edad de los tejos. Tiene una altura de más de 13 metros y una circunferencia de casi 11 metros.

Además de por su edad, es conocido porque alrededor de él circula una leyenda maldita: está situado al lado de una iglesia donde la tradición cuenta que vive un antiguo espíritu conocido como Angelystor, que, cada festividad de Halloween, predice a través de una voz los nombres de los feligreses que morirán al año siguiente.

Es uno de los árboles más importantes del Reino Unido: en el año 2002, con motivo de la celebración de las Bodas de Oro de la Reina Isabel, se convirtió oficialmente en uno de los cincuenta grandes árboles británicos y, por consiguiente, se inscribió en la Lista del Patrimonio Nacional Británico.

ALERCE MILENARIO

  • Edad estimada 4000-3500 años.

Y finalmente, volvemos al continente donde comenzamo y viajamos hasta Chile, para conocer al séptimo árbol más antiguo del mundo. En este país,en el Parque Nacional Alerce Costero, se encuentra el Alerce Milenario, también conocido como Gran Abuelo.

Fue encontrado a finales del siglo pasado, pero en realidad, lleva una data de más de 3.500 años. Es el más antiguo de Sudamérica.

Sus años le han permitido crecer hasta los 50 metros de alto y los 11 de perímetro. Una inmensidad que dificulta a los visitantes que se acercan a conocerlo a encuadrarse en la foto con él.

Este viaje podría hacernos preguntar: ¿Son inmortales los árboles más antiguos del mundo? Pero eso es otra cuestión que amerita una nueva columna.

Comentarios