Fútbol

De timbaletero de La Champions Liga a la primera de Real Pilar

Mathías Crocco fue uno de los primeros integrantes del grupo de cumbia en 2008. El defensor contó anécdotas de su época de músico y su actualidad en el plantel del Monarca. “Me parece que erré de carrera”, ironizó.
domingo, 31 de mayo de 2020 · 07:50

Antes de emprender su carrera como futbolista profesional, Mathías Crocco estuvo vinculado al mundo de la música. El defensor de Real Pilar contó en una nota que le hizo el departamento de prensa del club sobre su participación en los comienzos del grupo de cumbia La Champions Liga. 
“Teníamos 16/17 años y con los chicos de las inferiores de Vélez empezamos a ensayar, a preparar una banda de cumbia y surgió La Champions Liga”, contó sobre aquella banda que se fue formando en la casa de Hernán ‘Keki’ Arbuco, actual vocalista de “Hernán y La Champions Liga”.  
“Fue un momento único, todavía no puedo creer lo que generamos. Sin esperarlo armamos una pelota gigante”, dijo uno de los “fundadores” de la banda. 
“Fue un momento difícil para mí, pero mi decisión estaba clara que quería seguir jugando al fútbol. Pero me parece que le erré”, ironizó Coco entre risas durante la charla por Instagram Live.
“Me acuerdo de haber ido a tocar y me pedían fotos, autógrafos. Éramos chicos, era difícil decirle no a todo eso. Una banda que ya se empezaba a escuchar en las radios. Nos mandaban mensajes desde Uruguay”, contaba sobre el furor que generaba.
“En el caso de Hernán (Arbuco) prefirió seguir con la música”, agregaba el timbaletero, quien fue el 3º integrante de la banda al sumarse con las timbaletas y sus cencerros para darle ese tono que a la banda le faltaba.

El nombre
La Champions Liga surgió porque Crocco jugaba en la Octava División de Vélez Sarsfield. “Los sábados jugaba para el equipo en el torneo de AFA y los domingos para el de la Liga Metropolitana. Ese año veníamos peleando el campeonato y era nuestro último año en la Metropolitana. Salimos campeones ese año (2008) en la Liga y nuestra canción era la ‘Champions’ de la Liga. Y cuando surgió la banda lo primero que se nos vino a la mente era identificar aquel título de la categoría con ese nombre”, recordó Mathías.
Fue tal el furor que tomó la banda que hasta sus colegas de otros equipos querían conocerlos personalmente, sacarse fotos y firmar autógrafos. “Me acuerdo que jugábamos con Rosario Central en la Villa Olímpica y el delegado del club nos llama: ‘Vengan que los chicos de Central los querían saludar y pedir autógrafos’. Los que no estaban contentos eran nuestro técnico y los coordinadores con esa movida”, contaba el defensor de 28 años.
“Pero en el club nos bancaban. Hacíamos recitales y estaban todos, al día siguiente todo Vélez hablaba de lo que había sido el recital. Una locura”, agregaba Coco, que reconoció el apoyo que tenía de su familia de compartir el fútbol, la música e ir a estudiar. 
Pero el destino de Crocco no era la música, sino el fútbol. Después de hacer todas las inferiores en Vélez, decidió irse a probar a Huracán. “Firmé contrato pero parece que al Turco Mohamed no estaba muy contento conmigo (risas)”, expresó.
Luego comenzó a buscar nuevos horizontes hasta que a mediados del año pasado firmó con Real Pilar, previo al partido con Belgrano de Córdoba por la Copa Argentina. 
“Me adapté rápido al grupo. Somos un equipo que propone mucho, no muchos juegan como nosotros en la C. Por suerte se dieron buenos resultados”, dijo sobre su actualidad en Real Pilar, donde anotó 1 gol ante Excursionistas. 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios