Tras las nuevas imágenes del universo, las impresionantes diferencias entre los Telescopios espaciales HUBBLE Y JAMES WEBB

martes, 20 de septiembre de 2022 · 07:48

El gran telescopio James Webb ha sorprendido al mundo entero con las impresionantes imágenes donde capta la esencia y la belleza de lo profundo que es el Universo.

El honorable Hubble fue lanzado en 1990 y ha estado observando el universo durante más de 30 años. Con sus datos se han realizado más de 1,5 millones de observaciones y se han publicado más de 18.000 artículos científicos. También apoyó al nuevo Telescopio mediante una serie de observaciones científicas preparatorias para identificar posibles objetivos del telescopio.

James Webb es un observatorio espacial único sin parangón, tanto en tamaño como en complejidad de operación. Su objetivo es intentar encontrar nuevas formas de vida, ver el pasado y viajar más lejos que cualquier otro telescopio en el espacio exterior.

Aunque existe la idea errónea de que el telescopio James Webb se desarrolló para reemplazar al Hubble, no es verdad. Los telescopios funcionan de manera diferente y están destinados a complementarse mientras el Hubble también permanezca operativo. Si bien ambos son telescopios reflectores nos dan distintas vistas del universo.

Según la NASA ¿cuál es la diferencia entre estos dos telescopios espaciales?  En esta columna te contamos todo lo que debes de saber.

1/ TAMAÑO

El telescopio James Webb mide 21 metros de largo por 14 de ancho y es mucho más grande que el telescopio Hubble, que mide 13 metros de largo.

Sin embargo, su peso es la mitad que el de su antecesor: 6,2 toneladas contra 11 toneladas.

2/ DISTANCIA CON LA TIERRA

El telescopio Hubble se lanzó para que orbitara alrededor de la Tierra, y de hecho está aproximadamente a unos 600 kilómetros por encima de nosotros.

Pero, el telescopio espacial James Webb no orbita alrededor de la Tierra, sino que lo hace del sol. Eso hace que esté muy lejos de nuestro planeta, concretamente a 1,5 millones de kilómetros de distancia.

La gran distancia entre el nuevo telescopio y la Tierra no permite que sea reparado en caso de avería. Su vida útil se estima entre 5 y 10 años.

3/ OBSERVACIÓN

El telescopio Hubble cuenta con un espejo primario de 2,4 metros de diámetro, mientras que el espejo de James Webb es casi el triple de grande: mide 6,5 metros y está formado por 18 piezas hexagonales de berilio recubiertas de oro, con el objetivo de aumentar su capacidad de observación y protección.

Esta diferencia es importante, ya que a mayor tamaño del espejo mayor será la distancia que pueda ver el telescopio. Se pretende poder ver la primera luz dada por el Universo, algo que sucedió hace más de 13.000 millones de años.

James Webb también puede ver una mayor amplitud del espacio. Se calcula que su campo de visión es aproximadamente dos veces el de Hubble.

La resolución del nuevo telescopio también es significativamente mayor que la del Hubble, y observa el universo principalmente en el espectro infrarrojo, mientras que el Hubble lo divisa en longitudes de onda óptica y ultravioleta.

4. CALIDAD DE IMAGEN

Los dos telescopios fueron diseñados en diferentes momentos, con diferentes objetivos y diferentes tecnologías.  James Webb tiene mucha más capacidad para recopilar detalles de los objetos cósmicos e ir más profundamente en la observación del espacio, como ningún telescopio lo hizo. 

Cuando la NASA reveló sus  primeras imágenes (cuatro fotografías y el espectro de un exoplaneta), fue un momento sin igual para todos los amantes de la astronomía.

Las espectaculares imágenes están a color y en alta resolución, pues han sido fotografiadas en diferentes longitudes de onda de luz en el transcurso de 12,5 horas con un cámara infrarrojo. Ellas destacaron el gran potencial del instrumento para explorar los secretos del espacio profundo, y sorprendieron a todo el mundo por sus espectaculares galaxias y estrellas a todo color.

A los pocos días de ser publicadas se empezó a dudar de la “veracidad” de las fotos. ¿Son reales los colores de las nebulosas y constelaciones o están coloreadas de manera artificial? La NASA explicó que sí, que las fotos son reales, pero aclaró que las imágenes compartidas están tratadas con filtros especiales.

Pero también, inmediatamente los astrónomos comenzaron a compararlas con las obtenidas por el Hubble. ¡Mira la comparación!

Vista del cúmulo de galaxias SMACS 0723 del Telescopio espacial Hubble a la izquierda y la del Telescopio espacial James Webb a la derecha.

El Telescopio Espacial Hubble fotografió la Nebulosa de Carina muchas veces. Pero esta área, donde nacen muchas estrellas, está llena de detalles que apenas conocimos gracias a la cámara de infrarrojo cercano del Telescopio Webb.

La foto del Hubble del Quinteto de Stephan, tomada en 2009, muestra una amplia gama de estrellas de colores.

Pero la foto del Webb, que es una combinación de las imágenes de dos cámaras, revela cuántas estrellas estaban ocultas a la vista.

En 1998, Hubble fotografió la Nebulosa del Anillo Sur, una nube de gas en expansión alrededor de una estrella moribunda. La NIRCam del Webb atraviesa la neblina para revelar gran parte de lo que se oculta bajo el gas.

 

Estudiar las imágenes del James Webb va a producir un salto en el conocimiento del universo

Comentarios