La solidaridad de un ex combatiente no conoce límites

Carlos Villar está preparando su sexto viaje al Chaco. Esta vez llevará a un grupo de vecinos de Derqui para dotar de agua potable y electricidad a un pueblito de 150 personas.  

sábado, 6 de agosto de 2011 · 00:00

 

Carlos Villar con una máquina de tejer que acaban de donar para Chaco.

 

Carlos Villar, el veterano de Malvinas, está organizando su sexto viaje solidario al Chaco. Es que mantiene su compromiso con muy humildes localidades que, por ejemplo, carecen de agua potable, energía eléctrica u otros medios básicos para una mejor calidad de vida.

Esta vez su destino será Toro, un pueblito de escasas 150 personas. La fecha estimada es entre el 10 y el 20 de septiembre, cuando considere tener suficientes donaciones. Por lo pronto ya consiguió una máquina de tejer y dos de coser; algo clave para quienes carecen de suficiente ropa para sus hijos.

En tanto, Villar ya acumuló numerosas prendas de vestir, y ahora va por zapatillas y alimentos. Pero lo más importante será generar recursos para pagar a los hombres con maquinarias, de Derqui, que harán la perforación para el agua potable. “Son lugares olvidados por el país, beben el agua de lluvia que juntan en un aljibe, se iluminan con velas, faroles, necesitan mucho de nosotros”, relató Villar sobre su próximo destino a unos 200 kilómetros de Resistencia, y en el distrito de Tres Lagunas. Lo recolectado se llevará en un camión solventado por el intendente municipal del pueblo, Guillermo Silva.

“Esas personas sólo ganan algo de dinero en las cosechas de algodón o maíz de los terratenientes, y una jornada no llega a los 30 pesos”, agregó sobre las dificultades en Toro y en la mayoría de localidades chaqueñas. No obstante sus objetivos son más amplios porque ayudará a terminar una plazoleta con juegos infantiles y, sobre todo, a la construcción de una biblioteca.

Para ello logró juntar más de 200 libros. Otro tema será dotar de electricidad al pueblito: gestionará junto al intendente un medidor comunitario que sería pagado por la Comuna. “Allá hay una cooperativa de energía eléctrica que cobra por mes, -detalló Villar-, nos reuniremos con su presidente y esperemos lograr una solución”. Pero para costear su viaje y el de su compañero, Abel Fleita (con quien sufriera el vuelco de la camioneta en su cuarto viaje) más la compra de insumos, organizará un festival musical. “Sería en El Bodegón del Club Unión, o en el Presidente Derqui que también se ofreció, ya estamos sumando artistas y esperemos que la gente responda como siempre con su solidaridad” dijo esperanzado Villar, y recordó un celular para quienes deseen colaborar con alimentos, útiles escolares y juguetes: 011-15-3552-7809.

Comentarios