Superó la primera exigencia seria

Roberto Naivirt y su navegante, Ricardo Bonazzola, durmieron en el desierto por la rotura de un amortiguador. Completaron la etapa en la posición 115 y anoche negociaban el 3º tramo de la carrera.
miércoles, 8 de enero de 2014 · 00:00

Ni el sábado, ni el domingo. Para Roberto Naivirt, el verdadero Rally Dakar comenzó en la 2ª Etapa, en el tramo que unió Potrero de Los Funes, San Luis, con San Rafael, Mendoza.

En esos 433 kilómetros de especial, de recorrido sin camino, el piloto de Del Viso se topó con las primeras dificultades y vivencias propias de la competencia más exigente del planeta, pero se las ingenió para completar la etapa y anoche, al cierre de esta edición, conducía la Toyota Hilux hacia San Juan.

La dureza de la segunda etapa arrojó las primeras señales que confirman la premisa de los organizadores: esta edición es la más desafiante desde que el Dakar aterrizó en suelo argentino. Naivirt fue uno de los tantos competidores de la categoría autos que sufrieron complicaciones para atravesar las dunas de El Nihuil. Padeció por la rotura de un amortiguador y, junto a su navegante Ricardo Bonazzola, demoraron varias horas para reparar la camioneta en la arena. Por ende, ya entrada la noche, optaron por dormir en el desierto mendocino y avanzar en las primeras horas de ayer. “Completamos una etapa durísima. Se nos desprendió uno de los amortiguadores y tuvimos que detenernos para solucionar el problema”, expresó el Panadero y agregó: “pudimos repararlo pero se nos hizo de noche y decidimos, para no arriesgar, dormir en el desierto. La camioneta tuvo además, una falla en el motor pero el Jaton Racing hizo un trabajo fenomenal y en media hora la dejó diez puntos”.

“Continuamos con un buen potencial para encarar con buenas expectativas el tercer tramo San Rafael-San Juan”, analizó Naivirt, ayer antes de encarar la 3ª Etapa de la competencia.

Anoche, la dupla que representa a Del Viso todavía transitaba el especial de 301 kilómetros desde Uspallata (Mendoza), atravesando el corazón de la Cordillera de los Andes y se ubicaba en la posición 115ª de autos.

El ganador del tramo fue el español Nani Roma (Mini), seguido por el polaco Krzysztof Holowczyc (Mini) y el sudafricano Lerooy Poulter (Toyota Hilux). El argentino Orlando Terranova (Mini) fue 4º en la etapa y trepó al 2º puesto de la general que lidera Roma.

 

Fin de la era 

Marcos Patronelli abandonó la competencia al accidentarse con su cuatriciclo en el kilómetro 306 de la 3ª Etapa, cuando transitaba a 4.000 metros de altitud, y no podrá defender el título de la categoría, ni estirar la racha de la familia ya que, junto a su hermano Alejandro, ganaron la prueba desde 2010 a 2013 con dos títulos para cada uno.

 

Arribó 

Flavio del Zotto completó la 3ª Etapa en la categoría motos y sigue en carrera. El piloto que representa a la agencia “BMW Kilómetro 40” de Pilar se ubicó 84º en el tramo y quedó 82º en la general.

Comentarios