Una casa para no perder la memoria

sábado, 12 de mayo de 2012 · 00:00

“Memoria, verdad y justicia. Sobre esos tres pilares se va a construir esta casa”. De esta forma, Atilio Invernizzio definió ayer la entidad que preside y que tuvo su bautismo en un acto con la presencia del vicegobernador Gabriel Mariotto (ver página 2).

Sobre el escenario, además de Mariotto, lo acompañaban el intendente Humberto Zúccaro,  Lita Boitano de Familiares de Detenidos Desaparecidos, el músico Juan “Tata” Cedrón y el grupo de artistas de Secretaría de Cultura de la Nación que pintó, mientras se preparaba el acto, un mural para la Casa de la Memoria. La concejal Liliana Alfaya, -a quien Mariotto se refirió con cercanía como “Lili”- también estuvo entre las autoridades.

“Queremos realizar un acto comunitario cada día, porque eso es lo que hacían los 30 mil”, Lanzó Invernizzio en referencia a los desaparecidos, a quienes insistió en homenajear no sólo con actos y placas, sino “haciendo realidad las cosas por las que lucharon y por las que se los llevaron”.

La Casa de la Memoria funciona desde ayer en San Martín Al 800, donde estuvo durante años la mítica Difusora América, cuyo estudio fue acondicionado para montar próximamente una radio propia.

Comentarios