Ante el desafío de la historia

por Diego Schejtman
d.schejtman@pilaradiario.com
sábado, 10 de diciembre de 2011 · 00:00

 

Banderas. Unas dos mil personas, entre invitados y militantes, se dieron cita para participar del acto.

 

 

Humberto Zúccaro se convirtió, anoche, en el primer pilarense en acceder a la intendencia del distrito por tres períodos consecutivos. Ese solo hecho le depara, desde ya, una cita con la historia. Y más aún si se tiene en cuenta que atravesó ese umbral montado sobre la legitimidad que le otorgó el 59,27 por ciento de los votos que recibió en las elecciones del 23 de octubre.

Ese incuestionable respaldo popular se transformó, alquimia de las instituciones democráticas mediante, en una abrumadora mayoría legislativa. Si el Concejo Deliberante nunca fue un escoyo para el gobierno en los ocho años que van de la era Zúccaro, mucho menos lo será a partir de ahora. Una oposición sin liderazgos claros, que aún trata de analizar el mensaje que le gritaron las urnas, completa un panorama de campo abierto para el oficialismo.

No hay herramienta que se le negará al gobierno en el inicio de su tercer mandato. Incluso, tendrá, dentro de algunos días, su aumento de tasas domiciliarias, el primero desde el debut en el 2003.

Ocho años después de aquella primera vez, hoy queda poco lugar para la sorpresa. El pueblo de Pilar y sus gobernantes son, a esta altura, viejos conocidos que decidieron renovar sus votos de confianza.

Pero esa facilidad aparente entraña en sí misma un nuevo desafío al achicar el menú de las posibles excusas futuras. La falta de cumplimiento de las promesas electorales –no demasiadas ni muy concretas, por cierto- no será, en ese escenario, producto de las trabas impuestas por adversarios sino de las propias falencias.

El mismo Zúccaro y sus contados voceros dan cuenta por estos días de las deudas que la actual continuidad de gobierno mantiene con su pueblo. La falta de redes de servicios sanitarios es, sin dudas, una de las mayores.

Suelen decir los detractores de las reelecciones indefinidas que aquello que no se hizo en los primeros dos períodos de un gobierno mal podrá concretarse en el tercero. Será responsabilidad de Zúccaro trabajar para desmentirlo. La historia dará cuenta del resultado.

Comentarios