Tiene 7 años

No se sabe nada de Julieta y apuntan a la "frontera colador" con Chile

Su padre la busca desde el 15 de abril, cuando fue retirada por su madre de su centro de vida. El 28 de ese mes cruzó la frontera con Chile de forma irregular. Interpol emitió una alerta amarilla.

3 de julio de 2024 - 09:57

Más de dos meses transcurrieron desde que Julieta Scazzino, una nena pilarense de 7 años que vivía con su papá en Manzanares, fuera retirada por su madre de su centro de vida y trasladada de forma irregular a Chile. Desde entonces, nada se sabe de ella y su familia paterna apunta a la deficiencia de los controles migratorios en la frontera con el país trasandino. Interpol emitió una alerta amarilla para dar con la nena.

"En Argentina hablan de trabajar contra la trata, pero quedó demostrado que en las fronteras te llevas a una criatura y no queda registrada su autorización, para no demorar el tránsito", afirmó Claudia Zakhem, abogada de Julián Scazzino, papá de la nena.

La búsqueda por parte de la Fiscalía Nro. 2 de Pilar continúa adelante y en ese marco, en las últimas horas declararon de forma testimonial empleados de Migraciones que corroboraron que el pasado 28 de abril la menor cruzó el paso fronterizo del Cristo Redentor de la provincia de Mendoza en colectivo.

Hasta el momento se desconoce si la madre presentó una autorización falsa dado que su papá no firmó ningún consentimiento que permitiera su salida del país, o si directamente las autoridades no le solicitaron ningún documento de este tipo, dado que no hay registros en este sentido. El pasado fin de semana, Julián Scazzino viajó a Chile para reunirse con la fiscalía del país vecino que colabora con la búsqueda.

Si bien Zakhem destacó el trabajo del fiscal pilarense Andrés Quintana que lleva la causa, sobre Julieta "nos preocupa que no se sepa nada". "No sabemos cómo está. Y el peligro en el que se encuentra", insistió la abogada a través de la red social X para agregar que "sólo sabemos que hay una frontera colador y que puede ser tu hijo/a que pase la frontera. Argentina-Chile no es un partido de fútbol, es un colador".

A pedido del fiscal y con el aval del juez de Garantías Nicolás Ceballos, Interpol emitió una alerta amarilla para dar con la niña, que ya figura entre la nómina de personas buscadas por el organismo internacional.

Búsqueda

Cabe destacar que por determinación del Juzgado de Familia Nro. 3, debido a una serie de causas abiertas por robos y hurtos abiertas contra su progenitora, Julieta vivía con su papá en Manzanares. En este marco, estaba acordado que su mamá solo podía verla los fines de semana y llevarla al colegio los lunes por la mañana.

No obstante, el 15 de abril cuando su padre fue a retirarla del establecimiento educativo al que concurría, tomó conocimiento de que Julieta ese día nunca había sido levada al lugar por su madre.

Dada esta situación, el hombre intentó mantener contacto con la niña a través de la mujer, sin resultados positivos. De forma inmediata, radicó la denuncia en la Fiscalía Nro. 2 y en el Destacamento de Agustoni por impedimento de contacto. Poco después, se amplió la denuncia solicitando averiguación de paradero.

En tanto que el 9 de mayo, la Jueza a cargo del Juzgado de Familia Nro. 3, Sabrina Laura Citraro ordenó el reintegro de la niña al domicilio paterno.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar