El boleto de los colectivos locales ya es un 66% más caro

Es la misma suba aplicada a las líneas nacionales. Pero el deliberativo, que es el que debe autorizar el aumento, recién se reunirá mañana. Concejales plantean conflicto de poderes.
jueves, 2 de enero de 2014 · 00:00

Desde el primer día del nuevo año, las líneas comunales de colectivos –identificadas con números desde el 500- comenzaron a cobrar el boleto mínimo un 66% más caro.

Al igual que para las líneas nacionales, la suba del mínimo fue de 1,5 a 2,5 pesos para un trayecto de hasta tres kilómetros. A la vez, de 3 a 6 kilómetros pasa de $1.60 a $2.70; de 6 a 12 aumenta de $1.70 a $2.85 y de 12 a 27 sube de $2.35 a $3.90 siempre y cuando se tenga la tarjeta Sube. De lo contrario, el boleto será mucho más caro (ver aparte).

Además de la controversia que genera cada aumento, la suba del boleto de las líneas comunales tiene un aspecto particularmente polémico: es que la facultad legal para fijar la tarifa de las líneas de colectivos cuyos recorridos no excedan los límites del distrito es exclusivamente del Municipio, puntualmente del Concejo Deliberante.

Este año, como ya pasó en el 2013, el deliberativo tiene previsto sesionar recién mañana para analizar el tema. Y ante la suba ya consumada, los ediles creen que no tendrán más opciones que convalidar lo que se aplica de hecho.

 

Jurisdicción

El Concejo Deliberante se encuentra ahora en una situación similar a la planteada el año pasado, cuando el aumento se aplicó antes de que se aprobara en el ámbito local y sin posibilidad de cambio desde el Municipio.

El presidente de la comisión de Transporte del Concejo, el oficialista Fabio Gómez, explicó que la empresa Nación Servicios, dependiente del Banco Nación, es la que tiene a su cargo las máquinas lectoras de las tarjetas SUBE ubicadas en cada colectivo que circula por el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) indistintamente de si su jurisdicción es nacional, provincial o municipal.

“Es el mismo problema del año pasado, en el que se plantea una cuestión litigiosa –definió Gómez-. Nación Servicios tiene el comando de las máquinas de los colectivos y la aplica de manera extra jurisdiccional, cargando todo a la vez con el mismo criterio.”

El concejal aclaró que, en este caso, “no es un conflicto con los empresarios (del transporte) sino de poderes del Estado, en el que Municipio debiera accionar contra Estado nacional y el banco”. Y agregó que, en este caso, “hay avasallamiento de la autonomía federal”.

A la vez, Gómez indicó que la propia resolución de la Secretaría de Transporte de la Nación deja un resquicio para que los estados municipales no carguen la nueva tarifa, pero que esa decisión implicaría quitas o reducción del subsidio  las empresas, lo que pondría en riesgo la prestación del servicio.

Por eso, mañana a las 20, los concejales tendrán su primera sesión extraordinaria del año para discutir un tema que, tal como pasó en 2013, ya está definido desde antes.

Comentarios