Villa Rosa, la ciudad de las promesas eternas

Un cajero en Luchetti, un centro de recarga de SUBE y veredas, entre los pedidos más repetidos. Con cien años, la localidad no despega.
 
miércoles, 5 de septiembre de 2012 · 00:00

Uno de los principales reclamos que los vecinos de la localidad manifestaron en los últimos años fue el de la reparación de las calles. Entre las más pedidas se encuentra Hipólito Yrigoyen. Fue esta arteria, que luego de hacerse a nuevo años atrás, se destruyó con la acumulación del agua proveniente de las lluvias, estancada a causa de la mala edificación y un deficiente desagüe. En esta oportunidad se prometió una vereda para aquellos que se dirigían a la estación, centro neurálgico de la localidad. A fines de junio pasado, se realizaron las obras pertinentes para que el agua desembocara en una gran zanja dentro del predio del ferrocarril y la promesa de las veredas volvió a salir a flote.

Pero nada ha cambiado, salvo que el agua circula con más facilidad, porque la vereda que se proyectó paralela al cerco perimetral del predio de Ferrovías, aún brilla por su ausencia.

 

Sin cajero

En junio pasado, desde el Municipio se anunció que en la Delegación comenzaría a funcionar un cajero de Bapro para agilizar los trámites a los vecinos y así evitar que se trasladen a la sede de la cámara de comercio o en su defecto, a Pilar. Además del pago de servicios, también se iba a poder extraer dinero de cuentas bancarias del Provincia.

Hoy en la Delegación de Villa Rosa y Zelaya se brindan los mismos servicios que hace tres meses atrás.

 

SUBE y baja

A principios de agosto, a través de El Diario, los vecinos de Villa Rosa denunciaban que en un kiosco ubicado frente a la estación de trenes del ex ferrocarril Belgrano Norte de la localidad, se cargaba crédito en las tarjetas SUBE con un recargo por el servicio. Èste era el único lugar que los vecinos tenían para recargar su tarjeta del transporte público debido a que la boletería de la estación de trenes se negó a continuar proveyendo del servicio por un problema gremial.

Esa acción del kiosco llevó a inspectores a cerrarla, dejando a la localidad sin un centro oficial. “Llamamos al 0800 del SUBE y nos dicen que vayamos a cargar a Zárate. Ni siquiera saben dónde estamos”, señaló la empleada del kiosco de diarios de la estación, quien indicó que sólo durante el último sábado la boletería estuvo cargando entre las 5 y las 13 “porque no estaba el boletero de siempre”.

Por aquellos días en que la localidad se quedaba sin servicio de recarga, el concejal Nicolás Darget anunció que posiblemente en 40 días se podría implementar un centro de recarga en el Bapro del centro de la localidad. Aún se está a tiempo, pero los vecinos no quieren que esta alternativa de solución también quede en el olvido.

 

 

Carteles
Luego de la publicación de El Diario de la falta de carteles de identificación de las calles de Pilar centro y de otros puntos del partido, los lectores de Villa Rosa también se sumaron al reclamo. En esta localidad también escasean, y se concentran principalmente en las calles cercanas al centro y a la estación de trenes, como ocurre en Del Viso y Presidente Derqui.

 

Comentarios