Té argentino, el más austral del mundo

miércoles, 8 de junio de 2022 · 08:08

Actualmente, Argentina produce, industrializa y vende té al mundo, siendo la producción más austral del planeta, con alta concentración de polifenoles, esenciales para la salud humana, y con certificaciones de excelencia en su producción y elaboración.

 

Una historia que comenzó en 1923

La historia está cargada de momentos de auge en la producción, de cambios en la industrialización y de búsquedas de nuevos mercados para su comercialización. El té argentino atravesó muchas etapas en su historia, que comenzó en 1923 cuando el sacerdote Tijón Hnatiuk llegó de Ucrania a Colonia Tres Capones, en Misiones, y trajo como regalo a su familia un paquete de semillas de Camellia sinensis.

 

La producción actual 

Existen 39.800 hectáreas de té argentino, casi 38.000 en Misiones y unas 1.800 en Corrientes. Argentina produce, industrializa y vende té (negro, verde, blanco y rojo) al mundo de alta calidad, con certificaciones de excelencia en producción y elaboración. Son comercializados a granel, en saquitos y en hebras.

El sector primario de este producto plantea también algunos desafíos entre los cuales se encuentran la búsqueda de mejores precios, el agregado de valor y la integración de la cadena productiva como objetivos fundamentales.

El 90% de la producción de té argentino está destinado al mercado externo y su volumen representa casi el 2% del consumo mundial. El principal destino sigue siendo Estados Unidos, que compra el 70% de la producción y lo utiliza en su tradicional bebida: Ice Tea (té helado).

Otros destinos importantes son Chile, Polonia, Rusia, Alemania; seguidos por Reino Unido, India, Malasia y otros 30 países.

Pioneros en tecnología

Asimismo, el sector del té argentino está posicionado como vanguardia a nivel mundial en el uso de tecnología en cosecha, transporte y descarga.

Las fábricas poseen maquinaria donde se automatizó todo el proceso de elaboración, desde el marchitado, enrulado, fermentado, secado y tipificado, brindando inocuidad al producto final.

Toda esta tecnología y maquinaria para producción y envasado se construye en el país por pequeñas empresas metalúrgicas. El desarrollo es tan importante, que estas maquinarias se exportan a otros países productores de té. El último proyecto de mayor innovación, concretado hace pocos años, fue impulsado por el Clúster del Té logrando la modernización de la máquina cosechadora de té a granel, transporte y descarga.

Un té de alta calidad nutrido de biodiversidad

El té que se produce en Misiones es reconocido a nivel mundial por su color, su inocuidad y por permanecer traslúcido en infusiones frías como el Ice Tea. Sus valores nutricionales son altos ya que las plantaciones se encuentran en un entorno de alta biodiversidad. En este aspecto, también se desataca al sector tealero en su vínculo con las instituciones que promueven el desarrollo de conocimiento científico para el fortalecimiento de la agroindustria.

En base a las investigaciones realizados por la UBA, la UNaM, el INTA y el INTI, a través de un estudio denominado "Caracterización del Té", se ha determinado un alto contenido en polifenoles en el té argentino lo cual le confiere un alto poder antioxidante, beneficioso para la salud humana.

Comentarios