Equipos que hicieron historia

Un tricampeón hecho en la Avenida

Sportivo llegó al título del Provincial en 2002 con un plantel de juveniles. La conducción de Martín Figueredo, Martín Caruso todoterreno y el talento de Jorgito Rosa fueron decisivos.
viernes, 11 de septiembre de 2020 · 08:10

Sportivo Pilar domina el historial de campeones de la Liga Provincial de Clubes de Buenos Aires con 3 conquistas pese a que este 2020 no pudo concluir su torneo con el plantel clasificado a los cuartos de final.
El tricampeonato Rojo se completó en apenas una década de gloria que se iniciaba en 1991, sumaba su segunda conquista en la 98/99 y obtenía nuevamente la corona en 2002.
Este último certamen terminó siendo la revelación de una camada de jugadores jóvenes de la Avenida que combinaron identidad, con ganas de trascender acompañados de un par de hombres de experiencia.
Martín Figueredo, que había sido protagonista de la era dorada del TNA, era el conductor y guía de un plantel que tenía a Guillermo Delisi como nombre propio de trayectoria y un talento indescifrable como Jorge Rosa como refuerzo.
La clave pasó por el rendimiento en altísimo nivel de Martín Caruso, siendo un todo terreno ideal para el diseño del equipo. Además contó con el gran trabajo de Martín Pérez Bodria y el semillero que tuvo su chance y la aprovechó.
Federico Martínez (hoy coordinador del básquet de Presidente Derqui), que hizo las inferiores como pivote, terminó siendo base en el Provincial y aportando minutos de calidad.
Santiago Sicardi, Andrés Guevara, Nicolás Lamarque y Julio Binetti completaban la rotación que dirigía Jorge Urquiza.
El primer triunfo en Chivilcoy sobre Colón fue el inicio de una racha consecutivas de victorias que lo llevó al título una fecha antes en la Avenida repleta.
La victoria en casa 68-65 sobre Gimnasia de Pergamino, desató la fiesta del Rojo ante su gente. En ese momento no había ascenso directo a la Liga Nacional B (hoy Torneo Federal).
Por eso este equipo jugaría la Liga C con equipos de la Federación de Capital y también conseguiría el título con Javier Torrens, Nicolás Tabarez y Sebastián Amighini como refuerzos.
Pasaron 18 años y todavía sigue siendo la última conquista del club, sostenida por el empuje de las inferiores.
“Económicamente el club no estaba en su mejor momento y jugamos con chicos jóvenes, muchos juveniles. Fue un enorme placer, una alegría inmensa”, recuerda Urquiza de ese equipo.
“Fue mucho esfuerzo el de Sportivo, porque el país estaba muy mal. Veníamos de una crisis increíble. Era un equipo muy modesto. Entrenábamos con 8 o 9 jugadores y recuerdo mucho esfuerzo en los viajes, se hacía todo a pulmón”, resaltó el DT.
“La historia empieza a escribirse de otra manera cuando empezás a ganar partidos. El primer triunfo fue en Chivilcoy ante Colón y no paramos más de ganar, una cosa impresionante”, explicó Urquiza. 

 

Martín Figueredo
“Fuimos la revelación”
“Fue un equipo que se armó para participar y con las ganas que tenían los chicos, más la experiencia de los grandes, se armó un gran equipo”, recordó Martín Figueredo del campeón del 2002.
El base que siempre tuvo sentimiento de pertenencia con el club, destacó que al equipo “lo armamos con Pablo Mazzetelle”, destacando al exdirigente de la Avenida, político y periodista.
“Hablé con los juveniles y les dije que iban a tener minutos. El que no estuvo dispuesto a entrenar se fue. La única condición que ponían los chicos era que querían jugar”, subrayó Plumero.
El primer triunfo en Chivilcoy ante Colón lo toma como un quiebre. “Salí por 5 faltas, también Martín Caruso y los chicos sacaron el partido adelante”, sentenció.
“La primera ronda la pasamos invicta. Armamos un grupo en el que la pasamos genial. Fuimos la revelación. Hubo partidos complicados, pero lo ganamos bien al torneo”, aseguró.
 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios