Liga Escobarense

El Pipi González regresa al fútbol y a Monterrey

Hace 3 años el delantero se alejaba de las canchas. Diego Schiro y Ezequiel García lo convencieron para el regreso. “Estoy feliz de volver a un club que quiero mucho y siempre me trató muy bien”, dijo el jugador de 33 años.
viernes, 14 de agosto de 2020 · 07:58

Desde que Diego Schiro asumió la conducción técnica de Deportivo Monterrey no dejó de moverse en el mercado y rápidamente fichó a Sebastián Pipi González para cuando la vuelva a rodar.
De esta manera, el delantero de 33 años cumplirá su tercer ciclo en el Vinotinto, después de estar alejado hace algunas temporadas de la cancha. 
“Estoy feliz de volver a un club que quiero mucho y siempre me trataron muy bien”, resaltó el atacante. “Con Diego fuimos compañeros y después me dirigió en un Federal. Llegué al club por la amistad que tengo con él y con Eze García”, contó.
“Al Gringo (Schiro) le gusta laburar mucho y sobre todo en la cancha. Es un gran motivador, siempre pendiente de que necesita el jugador. Se toma el tiempo para ver qué necesita cada jugador; además planifica bien los partidos”, destacó.
González vuelve a las canchas después de jugar con Sportivo Pilar el Federal C 2017. “Ese año arranqué un par de partidos en la Liga y después por el tema del laburo se me complicaba entrenar y jugar. Y decidí no jugar más en la Liga, solo jugaba con mis amigos. Pero ahora cambié los tiempos de mi trabajo y voy a volver a jugar los sábados. Ahora estoy entrenando por Zoom junto al plantel para ponerme bien físicamente”, expresó.
Monterrey quiere mantenerse entre los protagonistas de una División A de la Liga Escobarense muy competitiva. “La Liga se potenció mucho, siempre dijo que todo dependerá de la mejora en la preparación, de las canchas. Todo tiene que ver con todo para mejorar el juego. Dentro del amateurismo que hay en la Liga, Monterrey trata de brindarle todo al jugador para que se sienta un poquito mejor”, destacó el delantero.
Pipi González tiene 33 años y por la situación sanitaria que estamos atravesando entiende que no se va a jugar el certamen. “Este año creo que está perdido. Calculo que el año que viene, ya con 34 años, y mientras el físico me dé, me gusta el desafío de jugar en la Liga y dar todo lo que pueda”, subrayó el jugador que pasó también por Pilar Fútbol Club, Atlético y Sportivo.

Su paso por River
Luego de hacer las infantiles en la escuela de la Asociación Italiana de Pilar continuó las inferiores en River Plate (desde 1998 al 2005). “Tengo los mejores recuerdos, estuve 7 años en River. Ahí prácticamente vivía en el club porque me iba temprano a la mañana, entrenaba al mediodía, te daban la comida y a la tarde al colegio. Después volvía a casa”, recordó.
“Ahí tuve prácticamente toda mi formación como jugador y persona. Compartí equipo y enfrenté en cancha a grandes jugadores”, agregó.
“Después pasé a préstamo a Defensores de Belgrano y creo que no fue de las mejores decisiones que tomé. En ese momento creía que había sido lo mejor”, subrayó.
“No se dio de seguir en el fútbol por diversas cuestiones, pero busqué en la Liga seguir jugando para despuntar el vicio”, cerró su paso por los clubes de AFA. l
Dupla con Pipita
Sebastián González compartió la delantera de la categoría 86/87 de River en los torneos de AFA junto a Gonzalo Pipita Higuain, actual atacante de Juventus de Italia. “Éramos muy amigos, después él siguió su camino y hace como 10 años que perdimos contacto. Cuando jugaba en la Primera de River nos veníamos seguido, yo iba a su casa y él venía a la mía. Después cuando se fue a España ya no hablábamos tanto”, contó.

 

4
equipos jugó Pipi González en la Liga Escobarense: Pilar FC, Monterrey, Atlético y Sportivo.


Empezó en Italiana
Pipi González dio sus primeros pasos en el fútbol en la escuela de Asociación Italiana de Pilar, con el Mono Galera y Dani Loraschi como entrenadores. “Ellos fueron un poco los que me transmitieron el amor por el fútbol. Lo que más recuerdo es la alegría que había y el disfrute en los partidos, podías jugar bien o mal, pero siempre te ibas con una sonrisa a casa. Hoy es muy distinto, uno ve en el baby fútbol que los padres se vuelven locos y no disfrutan tanto el juego en sí. Se desesperan por llevarlo a probar a un club grande y salvarse económicamente”, remarcó.

“Fue un lindo grupo toda aquella camada de la categoría 86/87 de Italiana. Y la mayoría hoy seguimos siendo amigos.”
 

Valorar noticia

75%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios