Entrevista

Mucho más que un libro de fútbol

Hugo Lamadrid, aquel volante central de Racing, acaba de publicar “Lamadrí, El Renacido”. Plantea los lados A y B del mundo de la pelota desde el lugar de alguien que transitó por ambos.
domingo, 26 de julio de 2020 · 00:00


Por Sergio Abrate
s.abrate@pilaradiario.com


Las primeras noticias de Hugo Lamadrid me llegaron en los penosos días de Racing en la B. Sin profundizar demasiado, tuve la impresión de un jugador rústico pero que también se las rebuscaba a la hora del juego. Después perdí el rastro. 
Lo volví a encontrar en Twitter donde, para mí, fue construyendo una imagen de antihéroe, de mirada ácida y buenas dotes para el humor (casi lo único que me interesa del pajarito). 
Futbolista, tuitstar y ahora escritor. Aquel volante central que metía y jugaba, publicó “Lamadrí, El Renacido”. Y cuando esperaba encontrar un anecdotario con historias divertidas (que las tiene), terminé devorando en dos días, un libro que plantea un universo que trasciende la pelota. 

-Te sigo en las redes y esperaba encontrarme con un libro en ese registro de humor, de anécdota, y me encontré con un libro crudo.
- La mayoría de los que compraron el libro creo que esperaban algo así. Los jugadores de fútbol somos de tener muchas anécdotas. Pero me pareció que era mejor poder mostrar los lados que a veces son bastante ocultos de los jugadores de fútbol y que muchas veces no conocen sus propios compañeros, familia ni los periodistas y creo que por ese lado, se logró. 

-Me pareció que el libro, lejos de querer dar consejos, es como una enseñanza para los pibes que están transitando esto de querer ser jugadores de fútbol. ¿Qué buscaste con “El Renacido”?
- En primer lugar quise dar a conocer que no todo es lo que parece, que no todos los jugadores son esas estrellas multimillonarias que muchas veces son más estrellas de rock que jugadores de fútbol. Pero si nosotros tomamos al jugador de fútbol como colectivo, esa es una mínima expresión. El resto, en las categorías del ascenso, del fútbol del interior, hay miles de jugadores que no viven esa realidad. Cuando releo el libro, de alguna manera me valida contar esas cosas porque estuve arriba y abajo. Yo estuve en esa pequeña elite que gana mucha guita y con los mediocres que viven otras realidades. 

-Como dice el canario Luna, “del montón, pero del montón bueno”.
- En realidad somos muchos más los del montón que las superestrellas. Por cuestiones técnicas, porque no hemos sido tocados por la varita mágica o por una serie de cosas que hicieron que nuestra carrera haya sido mediocre, que no es peyorativo, sino que significa “común a muchos”, es eso. 

-¿Algo lindo que te haya pasado con el libro?
- En primer lugar, y es lo que me voy a llevar con este libro, son los comentarios que me empiezan a llegar de quienes lo leyeron. Los voy guardando, porque tengo una página web -medio olvidaba- y vamos a mandar a reimprimir. Se editaron 1.000 libros y ya se fueron casi todos y en esta nueva edición vamos a tratar de canalizar los pedidos por la web, porque la verdad los fui respondiendo uno por uno en las redes. Y en esa web, armar una sección que tenga que ver con las respuestas de la gente, porque me asombra como el libro ha tocado fibras que no tienen que ver con temas de fútbol, lo llevan a su vida particular y encuentran un paralelo con alguna parte del libro. 

-¿Hay escritor para rato?
- Sí, porque quedaron muchas cosas para contar que empiezan a surgir de los recuerdos, cuando hablo con muchas personas que me conocen y me dicen, “Flaco, no hablaste de esto”. Y en algún momento formarán parte de un segundo libro o una edición ampliada. Pero no me quiero poner presiones. Realmente admiro a los que terminan un libro y a los seis meses o un año están sacando otro. 

-¿Te leyó algún pibe joven que por ahí no te tenía del fútbol?
- Lo que me interesó es que de a poquito se está empezando a meter, sin forzarlo, en el fútbol. La idea es que vaya decantando solo. Veo que se va metiendo en el universo de los clubes, de los jugadores y eso es muy satisfactorio. Me interesa el boca en boca.

 

“De alguna manera me valida contar esas cosas porque estuve arriba y abajo. Yo estuve en esa pequeña elite que gana mucha guita y con los mediocres que viven
otras realidades”. 


“Me asombra como el libro ha tocado fibras que no tienen que ver con temas de fútbol, lo llevan a su vida particular y encuentran un paralelo con alguna parte del libro”.  

 

 

 

Cómo conseguirlo

“Lamadrí, El Renacido”. Editorial: Ediciones Al arco, 130 páginas. Pedidos en las redes @hugohlamadrid. Prólogos: Hernán Casciari y Ever Ludueña (Luis Rubio).

Comentarios