Entrevista al presidente, Andrés Kuziw

Pilar Tiro Club apunta al aire

Atraviesa con solvencia la cuarentena y se proyecta en el aire comprimido. “Está tomando mucho auge. Debe ser la disciplina de tiro en precisión que más gente atrae”, dice su presidente.
domingo, 19 de julio de 2020 · 00:00


Por Walter Cricrí 
w.cricri@pilaradiario.com


El Pilar Tiro Club está sorteando con solvencia económica el aislamiento preventivo de la pandemia Covid-19 y espera poder volver a abrir sus puertas en septiembre, con nuevos proyectos para rejuvenecer.
El tradicional club donde brilló Ricardo Rusticucci, quíntuple representante de Juegos Olímpicos, además de ser campeón Panamericano y nacional en varias oportunidades, buscará un relanzamiento cuando la situación social e inmunológica lo permita.
“El club está bien y mal”, describió el presidente de la institución, Andrés Kuziw en charla con El Diario. “Mal porque están suspendidas las actividades por una cuestión lógica. El club está paralizado desde el primer día de la pandemia. Nos frenó algunos proyectos que teníamos”, apuntó.
“La parte buena es que no tenemos deudas, no tenemos problemas económicos serios. El mantenimiento del club, que es bastante joven, de apenas 56 años (la mayoría de los tiros son centenarios), como no tenemos personal, lo atendemos entre nosotros”, explicó Kuziw.
“Además algún dinero pudimos ahorrar y tener para una circunstancia como esta. El mantenimiento y los servicios, lo estamos sobrellevando bien”, destacó.
“Hay una cuenta donde los socios nos depositan la cuota. Lo estamos manteniendo, hibernando o en coma farmacológico diría un médico”, graficó el presidente que vive en Moreno, es de una edad de riesgo ante la pandemia y por eso no volvió al club durante el aislamiento.
“Lo tengo a nuestro tesorero y ex presidente, Miguel Ángel Gugliermero, que con otros socios se ocupan de ver que todo esté bien”, destacó.

Sueños comprimidos
Socio hace 23 años de Pilar Tiro Club, llegó de la mano de Rusticucci. Andrés era tirador de fusil, como también de carabina. “La vista y la economía no me permitió seguir tirando”, explicó.
“Nuestro club se maneja de una manera simple. Tenemos una sede social bastante cómoda y lo último que hicimos fue una ampliación para hacer un galpón para aire comprimido”, confió. “Está tomando mucho auge el aire. Debe ser la disciplina de tiro en precisión que más gente atrae”, subrayó.
“Primero por la comodidad. Segundo por la libertad de compra, ya que no es un arma que se debe registrar, no hay exámenes médicos. Está catalogado como un juguete”, destacó.
“Habíamos terminado el galpón donde íbamos a hacer el nuevo polígono. Teníamos un viejo lugar para el aire comprimido, en una construcción que estaba en la parte de adelante, pero ya está muy deteriorada. Eran pocas líneas.
La intención es hacer algo más moderno”, confió.
“Hace un tiempo a esta parte, no teníamos tiradores en competencia. Los tiradores que teníamos envejecieron (entre los cuales me cuento). Queremos empezar a formar el equipo de tiradores de aire”, apuntó con la seguridad de hacia dónde va la disciplina.
“En los polígonos grandes del país se tira mucho aire. Hay muchos chicos tirando con aire”, asegura. “Con el polígono de aire vamos a traer a chicos, hijos de los socios, para ver si se entusiasman y empiezan a formarse. Después veremos de formar algún tirador de competencia. La idea de formar chicos está, para inculcarles la pasión por el tiro”, afirmó Kuziw.
“En mi época a los 12 años se iniciaba con carabina 22. Existían los juegos juveniles de una fábrica de armas y municiones que invitaba a los colegios. El tiro era una disciplina incluida en educación física”, recuerda. “Hoy es mala palabra el tiro con munición y pólvora”, afirma.
“Nosotros estamos armando el polígono de aire y esperando. Hibernando para después hacer un replanteo y encarar la situación”, concluyó Kuziw.


160
Socios tenía el Pilar Tiro Club antes de la pandemia y el aislamiento obligatorio. “Vamos a esperar a que se reabra la actividad, ver con cuántos socios contamos y ver de qué manera se maneja la economía. Realmente mucha gente sintió el impacto económico y el tiro no es un deporte barato”, señaló Kuziw.


Vuelta en septiembre
“Podemos armar un protocolo muy estricto para poder volver a tirar. Se puede aislar al tirador. Cada uno debería entrar con su propia arma y municiones. Tira, levanta su equipo y se va. Lo que no se podrá hacer es sociales en el salón del club. Con ese régimen podríamos estar funcionando en septiembre”, confió el presidente de Tiro Club.
 

66%
Satisfacción
33%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios