Golf

Maca Aguilera varada y con miedo en Miami

La pilarense no pudo regresar al país, quedó sola en la universidad y el 8 de mayo se termina su permiso de hospedaje. “Es una situación extrema”, sentenció. Además, en la ciudad no hay conciencia de prevención.
domingo, 19 de abril de 2020 · 08:14

Macarena Aguilera es una de los casi dos mil argentinos que se encuentran en Miami esperando poder regresar al país con los vuelos de repatriación de Aerolíneas Argentinas.
La golfista pilarense estaba terminando la temporada 2019-20 en la Universidad de Miami donde está estudia y juega como Senior el certamen de la NCAA de golf para los Hurricanes cuando llegó la pandemia y cambió todos sus planes.
Maca está viviendo una situación que cada día se vuelve más complicada en la ciudad de Coral Gables, a unos 20 minutos del aeropuerto de Miami, y desde el 8 de mayo se quedará sin hospedaje en el edificio universitario donde ya hace más de un mes que está literalmente en soledad.
“Estaba por ir a un torneo al que había clasificado y al día siguiente se cayó todo. Cancelaron todos los torneos y todas las chicas europeas del equipo se fueron a su hogar”, describió Aguilera en charla con La liga.
“Tenía planeado hacer una pasantía en el verano de Estados Unidos y por eso decidí quedarme. Finalmente, la pasantía se hará online y el 15 de marzo intenté conseguir un pasaje para regresar a la Argentina. Recién para el 8 de mayo me dieron uno”, explicó su situación.
Ese 8 de mayo justamente es el último día del permiso que consiguió para mantenerse hospedada en el alojamiento universitario.
Luego le cancelaron ese vuelo y le reprogramaron para el 16 de mayo. Todo se hace cada vez más complicado y se supone que tampoco podrá regresar en esa fecha. “Entré en crisis”, describió su primera sensación.
Maca es una de los dos mil argentinos que están en Miami esperando la repatriación. Y sabe que al no ser parte de las personas en situación de prioridad, la espera puede continuar.
“Me tengo que adaptar y esperar que me dejen viajar. Pero como no estoy en grupo de riesgo, no soy prioridad y calculo que recién en junio podré volver”, especula.
Después del 8 de mayo, cuando se termina su permiso para ocupar el departamento de la Universidad deberá buscar otras opciones.
“No sé qué voy a hacer. Enviaré mails a la Universidad o podría llamar a mi entrenadora, pero ella está en el grupo de riesgo. No quiero involucrar a nadie por temor al contagio. Es una situación extrema”, sentenció.

Descuidados
Después de estar un mes completo en soledad en el edificio de la Universidad de Miami, Maca decidió ir a la casa de una familia amiga en la ciudad de Weston.
“No se cómo no me volví loca sin contacto humano”, describió. “Fue difícil porque no puedo hacer ejercicios por el miedo al contagio. Porque en realidad, acá se puede salir. Pero las personas no llevan el barbijo, salen en grupos, se juntan en los parques. No se lo están tomando en serio y eso genera mucho más temor a salir por el contagio”, describió la realidad que se vive en Coral Gables.
En cambio, Maca destaca la realidad que estamos viviendo en Argentina. “Es buenísimo cómo se respeta la cuarentena, más allá de algunas excepciones. Aunque económicamente la pasan mal, la gente cumple a rajatabla el aislamiento. Es la única manera de parar esto”, concluyó. 


Asombro
Aguilera no puede salir de su asombro sobre la cotidianeidad en Coral Gables. “Está todo preparado para hacer todo online. Desde consultas médicas a lo que necesites. En las calles hay mucho tráfico como siempre. Caminan sin barbijo, sin distanciamiento. Es muy triste.”
“Es muy feo y triste ver cómo no se cuidan. Por algo en Estados Unidos se pasó del 7º país en contagios al número 1 del mundo. Lamentablemente desde el presidente no llega un buen mensaje para cuidarse y da mucha tristeza”, sentenció.
El coronavirus no lo ha visto de cerca, más allá de haberse enterado que un par de compañeros de clase de la universidad dieron positivo. Fueron algunos de los que estuvieron en Nueva York. “Los síntomas que tuvieron no fueron graves”, aclaró.
 

1
1
0%
Satisfacción
50%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios