Fútbol femenino

Las Reinas perdieron y ya quieren revancha

Real Pilar cayó 2-0 ante Racing, en la final de ida del Reducido de la B. En un partido trabado, el local encontró la diferencia en el 2º tiempo. En 7 días se define en el Barraza.

Las Reinas perdieron y ya quieren revancha

FORMACIÓN. El equipo de las Reinas, que jugó ayer en el Tita Mattiussi de Racing.

Las Reinas tendrán que cambiar mucho si quieren ascender a la Primera A del fútbol femenino de AFA. En un partido deslucido, Real Pilar perdió 2-0 ante Racing en Avellaneda, en la final de ida del Reducido de la Primera B, que entrega un ascenso. 
Las dirigidas por Roque Benítez tendrán revancha el próximo domingo, cuando en el “Carlos Barraza” reciban a las Académicas. Aunque saldrán a la cancha con la obligación de ganar el partido por 2 tantos de diferencia para forzar a los penales.
El primer tiempo no se dieron demasiadas emociones, aunque el ida y vuelta que propusieron ambos equipos le agregó intensidad al desarrollo del encuentro, que se jugó bajo una neblina intensa.
La arquera Gabriela Silva mostró firmeza en el arco de Real ante cada aproximación local, acompañada por la gran tarea de la defensora Catalina Núñez siempre anticipando a las rivales.
Florencia Insaurralde y Fiamma Romero se convirtieron en piezas claves al momento de cortar cada avance del Monarca. De a poco, el desarrollo se fue trabando y la desesperación por romper el marcador llevó a la “pierna fuerte”. 
Pero en el complemento se abrió el marcador, cuando a los 10 minutos Florencia Romero sacó provecho de un córner para anticiparse de cabeza y poner el 1 a 0.
Las Reinas intentaron llegar al empate. Zoraida Leguizamón, hasta ese entonces sin ser desequilibrante, estorbó a la mayoría de las dirigidas por Antonio Spinelli y cedió espacios a sus compañeras generando llegadas al área local.
Sin embargo, Real no consiguió materializar esas llegadas. Benítez buscó variar el esquema inicial y puso en cancha a Martina Verryt por Carina Maciel. Norma López se sumó al ataque para presionar arriba y esperar un error de las zagueras.
Pero el resultado, con la mente puesta en la revancha, no era malo. Sin embargo, a los 46’, un penal inaudito para las de Avellaneda cambió el panorama. Mariana Laviña generó suspenso con el 2-0, que ahora Real tendrá que remontar el próximo domingo.
“Tranquilo por lo que vi. Creo que fue un partido parejo y veo posibilidades de revertirlo. Con un poco más de puntería en las definiciones se pueda dar vuelta la serie”, declaró Benítez a El Diario. 

 

“Las chicas están bien, no las vi afectadas. Saben que lo pueden dar vuelta. Sé que ellas dejarán todo como lo hacen en cada partido.”

Roque Benítez, técnico de Real Pilar.

Comentarios Libres