Mientras se anuncia su electrificación

Vagones llenos, cancelaciones y menos servicios: la odisea de viajar en el San Martín

Las demoras son moneda corriente. Los usuarios deben viajar hacinados. Desde el año pasado, a Pilar llegan diez trenes menos por día.
lunes, 19 de septiembre de 2022 · 16:04

Mientras se realizan anuncios sobre la siempre postergada electrificación del ramal, el servicio de la línea del ferrocarril San Martín sigue trayendo dolores de cabeza a los usuarios que cada día debe viajar en sus vagones.

En las últimas horas, la viralización de una fotografía que mostraba a un coche atiborrado de usuarios, con uno de ellos que incluso estaba tratando de ingresar por la ventanilla, con medio cuerpo afuera del tren. La imagen, replicada por El Diario, volvió a sacar a la luz la manera en la que miles de personas deben viajar por día en este medio de transporte.

La superpoblación en los vagones no logró controlarse ni siquiera en los peores momentos de la pandemia de Covid-19, cuando la distancia social era más que necesaria para cuidar la salud pero los trabajadores, estudiantes y demás usuarios de trenes debían viajar en las mismas condiciones de siempre.

Además, haciendo hincapié en el distrito, desde fines de 2021 un cambio en el servicio le “quitó” trenes a Pilar. Así, en noviembre se anunció que el FFCC San Martín extendería su horario nocturno, concretando así un viejo anhelo de los usuarios. Además, la noticia incluía la suma de 31 nuevos servicios diarios de lunes a viernes, 16 más los sábados y otros tres los domingos.

Sin embargo, el anuncio -positivo en apariencia- incluía al observar la nueva grilla un perjuicio inesperado para los miles de usuarios del distrito: desde ese momento, cada día llegan a Pilar diez formaciones menos que antes. En Manzanares, ocho trenes salen desde la localidad con destino a Retiro y viceversa, cuando antes eran 19.

Malestar

En las redes de El Diario, Ezequiel opinó que “es la gente que lo usa en su gran mayoría, no es el tema de la línea ferroviaria. Los hacen pelota, no tienen más de 8 años esos trenes. Ni pagan el boleto”.

Por su parte, Ariel Gutiérrez coincidió en que “es cierto” lo del comportamiento de algunos pasajeros, “pero la línea sabe en las malas condiciones en las que se viaja, nada les cuesta poner más frecuencia en hora pico”. Y añadió: “Y eso de que no pagan boleto también es cierto, pero debería haber boleteros controlando y no lo hacen. Es lo que hay”.

Las quejas también se multiplican en foros como Usuarios de Tren San Martín: “Viajar así es muy feo. Si pagamos boleto, ¿por qué no ponen más trenes?”, se preguntó Tata Franco. “Un desastre viajar en ese tren todos los días. Por qué no ponen más trenes, horrible viajar así, un desastre tanta gente junta”, acotó Mónica.

A las complicaciones de cada día, el pasado miércoles se sumó una medida gremial dictada sin previo aviso a los usuarios, por lo que desde las primeras horas de la mañana se produjeron demoras (en algunos casos, de más de 60 minutos) en la salida de los trenes, junto a las cancelaciones de algunos viajes.

La protesta estaba relacionada con el pedido de mejoras en las locomotoras y la incorporación de nuevas unidades para poder circular, reclamo atendible que por su factor sorpresivo provocó el malestar de los pasajeros.

Comentarios