La Justicia ordenó solucionar la contaminación en el predio La Montonera

El Juzgado de Zárate-Campana le pidió un plan de acción al Ministerio de Ambiente. Clausurado desde 2019, en el terreno hay desechos de todo tipo y hasta un incendio subterráneo.
viernes, 22 de mayo de 2020 · 09:55

La Justicia ordenó que el Estadio ponga manos a la obra para solucionar el problema de contaminación ambiental en el predio conocido como La Montonera, donde funcionaba un basural a cielo abierto y –además- un incendio subterráneo provocaba humaredas en forma periódica.

En los últimos días, el Juzgado Federal de Zárate-Campana hizo lugar a la denuncia que el exconcejal y funcionario Gabriel Lagomarsino había realizado en 2019 por la situación del predio.

“El año pasado denuncié en el Juzgado de Zárate-Campana la gravísima situación que había con los basurales a cielo abierto en Pilar –recordó Lagomarsino a través de un video-. Ahora, se conoció una resolución de la Justicia, pidiéndole al Ministerio de Ambiente de Nación que presente un plan para solucionar la contaminación en el predio de La Montonera. Gracias a los que acompañaron siempre a esta causa”.

Por su parte, Gustavo Madeira, uno de los abogados que patrocina a la querella, lo definió como “una buena noticia”. La Justicia lo había clausurado el año pasado luego de hacer estudios de suelo y agua, encontrando, por ejemplo, hidrocarburos entre los desechos.

Historial

El predio de La Montonera, propiedad de la Iglesia, fue alquilado durante años por el Municipio como depósito de residuos de poda y escombros. Sin embargo, algo de basura domiciliaria siempre logró “colarse” en los camiones.

Esparcidos en el terreno, los residuos eran tapados con tierra a la espera de que las ramas se degraden y los escombros hagan las veces de relleno.

Hasta que se inició el fuego: en marzo de este año, ya con la nueva gestión, fuentes del Municipio explicaron que la combustión es subterránea y lenta pero inexorable e inextinguible, y que solo se terminará cuando no quede nada que quemar.

Pero, cada tanto, la combustión de las ramas enterradas produce huecos en la tierra por los que entra oxígeno y las barzas se convierten en llamas. El fuego sale, literalmente, de la tierra y arrasa con pastos, ramas y lo que encuentre en la superficie. Con la clausura judicial sigue vigente, los bomberos no pueden ingresar a extinguir el fuego cada vez que se produce.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios