Videle llega a la fiesta del reencuentro

Se presenta desde hoy en el autódromo Hermanos Gálvez para regresar a la categoría tras una dura lucha en el verano. La incógnita es el estado de su Ford, que rompió motor el miércoles en los ensayos.
viernes, 26 de marzo de 2010 · 00:00

“Todo Este es muy lindo. Te empuja para hacer las cosas lo mejor posible”, declaró Chiqui.

 

Roberto Videle protagonizó una de las novelas emotivas del verano del Turismo Carretera y terminó consiguiendo vencer a la estructura de la ACTC y decir presente en la temporada 2010.

El titular de la categoría, Oscar Aventín, quiso borrarlo de la lista, pero con el apoyo popular, Chiqui se ganó un año más en el circo grande del automovilismo argentino.

Cuando hoy su Ford salga a girar en el autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, se habrá concretado su gran anhelo: cumplir con su temporada despedida de TC.

-¿Cómo estás palpitando este regreso?

- Con mucha ansiedad. A veces esa ansiedad traiciona un poco, porque lo que no quisiera es defraudar a toda la gente que me estuvo apoyando todo este tiempo. Pero tengo que pensar que es mi primera carrera del año, que hace 40 días que no subo a un auto de carreras. Así que trataré de hacer las cosas bien el viernes (por hoy), tratar de aprovechar las pruebas libres.

-¿Entrar a la final es el gran objetivo?

- Ese es el objetivo, por supuesto. Después de tanto apoyo de la gente y tantas cosas que me han pasado en estos meses, realmente eso es lo que uno desea. Sé que va a ser difícil.

-¿Hay algo organizado con la hinchada?

- Vamos a comer un asado en la carpa de La 4 (hinchada de Ford) el sábado a la noche. Podamos clasificar o no, vamos a estar igual. No tengo más que agradecimiento a toda esta gente que sigue con muchas expectativas mi regreso a la categoría.

-¿Será como una fiesta del reencuentro?

- La verdad que sí. Ellos están esperando este momento y yo también. Pero no solamente La 4, sino mucha gente que me voy cruzando día a día y que sabe que voy a estar en Buenos Aires y me desea suerte continuamente. Es muy lindo. Te empuja para hacer las cosas lo mejor posible.

 

Incógnita de fierro

Más allá de las emociones que se entrecruzan, en el tema estrictamente deportivo, Videle llega más complicado de lo imaginado a Buenos Aires con su auto.

“Lamentablemente es el único tema que no pudimos chequear ni una vuelta. Es la incógnita que nos queda, pero sé que tenemos un buen equipo”, expresó Chiqui.

Es que lo que era un día clave para trabajar se transformó en una odisea y un día negro. El miércoles, el equipo del pilarense viajó hasta Nueve de Julio para poner a punto al Ford.

Pero los problemas arrancaron temprano. El semi con el que se trasladaban se rompió a la altura de Chivilcoy, por lo que se demoró hasta las 2 de la tarde el arribo al autódromo.

Una vez allí, se dieron apenas dos vueltas, cuando se rompió un retén del diferencial. Lo arreglaron, pero nuevamente falló. Y en la tercera, fue la vencida, pero para el impulsor del Falcon.

“Fue un día negro”, graficó Chiqui y confesó: “Esperemos que la cañonera quede bien. Parece fácil, pero son cosas muy complicadas”.

“Ese problema lo tuvimos en la última carrera de Buenos Aires. Se ve que está deformada la manga o algún problema tiene. Por eso ya la están cambiando”, aclaró.

 

Lynn confirmó su presencia 

Luego de mucho trabajo de taller, Federico Lynn ha podido este miércoles realizar un intenso ensayo sobre el Ford alistado por el equipo EFE Racing, ahora con asesoramiento de Rodolfo Di Meglio.

El ensayo dejó muy buenas conclusiones y el piloto de Pilar confirmó su presencia este fin de semana en Buenos Aires, donde se disputará la tercera fecha del TC Pista.

La prueba en el autódromo de 9 de Julio se realizó en excelentes condiciones y sirvió para que Fede pudiera comprobar el funcionamiento del auto tras las modificaciones sugeridas por Di Meglio.

Luego de girar unas 25 vueltas, el mejor tiempo de Lynn fue de 1’34”5/10, siendo el mas rápido entre los autos de la divisional que se encontraban girando.

“Me voy muy conforme”, señaló Lynn tras la prueba. “El auto cambió totalmente la actitud que había demostrado en Mar de Ajó”, aseguró.

“Tras las modificaciones, rápidamente salieron buenos tiempos, por lo que nos dedicamos a trabajar en aspectos finos de puesta a punto para llegar de la mejor forma a Buenos Aires.

 

Rossi quiere un podio

Este fin de semana el Turismo Carretera disputará la 3ª fecha del Campeonato Argentino 2010. De la cita formará parte Matías Rossi con la Chevy del Dole Racing.

Tras haber abandonado en la apertura del certamen en el Rotonda Mar de Ajó y no haber podido participar de la prueba balcarceña, Matías llega al trazado porteño con justificadas expectativas.

Es que habitualmente ha desarrollado muy buenas labores en Buenos Aires. De hecho, en 2009 logró subir al podio (fue 3º) y en 2007 se impuso con autoridad tras establecer la pole y ganar su serie.

El campeonato, hasta el momento, tiene a Emanuel Moriatis liderando las posiciones con 41 puntos, perseguido por Christian Ledesma (34,5) y Omar Martínez (32,5). Rossi, en tanto, recién cosechó 2,5 y figura 38º.

Comentarios