Después de 10 días de internación, con 94 años superó el Covid

Ismael Charreun es vecino de La Pilarica. El sábado le dieron el alta en la Clínica Los Almendros. “Teníamos miedo de no poder verlo nunca más”, contó su hijo Jesús.
lunes, 24 de agosto de 2020 · 12:53

Tiene 94 años y, sin quererlo, se convirtió en la imagen de la esperanza: Ismael Omar Charreun es vecino de La Pilarica y durante 10 días, con afecciones respiratorias preexistentes, batalló contra el coronavirus, enfermedad a la que finalmente venció este último fin de semana.

Fue el 12 de agosto pasado que Ismael comenzó con los primeros síntomas. Con problemas respiratorios de base, su hijo llamó a una ambulancia y fue trasladado a la Clínica Los Almendros, del centro de Pilar. Después de una hora esperando a que lo ingresen, lo internaron y, al presentar síntomas de Covid-19, tal y como indica el protocolo le realizaron el hisopado.

Dos días después, Jesús Charreum, hijo del hombre, recibió el llamado menos esperado: los médicos le confirmaron que su padre había dado positivo para coronavirus y que debería quedar internado para ser sometido a un tratamiento.

“En ese momento se me vino el mundo abajo. Que con 94 años le agarre positivo. En lo único que pensaba es en que dios le diera fuerzas”, contó Jesús, en una entrevista con El Diario.

Agradecido con el personal tanto médico como no médico del establecimiento, el hijo de Ismael explicó que “apenas empezó el tratamiento, todos los días me llamaban, me contestaban las preguntas que les hacía. Teniendo en cuenta que no lo podía ver porque estaba aislado, en ese sentido se portaron re bien, lo atendieron bárbaro”.

Finalmente el sábado 22 de agosto al mediodía, después de diez días de internación, el vecino de La Pilarica recibió el alta. Según confirmaron los médicos que lo atendieron, con 94 años, y a pesar de tener afecciones respiratorias previas, logró superar el coronavirus, enfermedad que ataca con mayor dureza a los adultos mayores.

Ya más aliviado, y sin la angustia y la desesperación iniciales, Jesús manifestó: “El sábado al mediodía lo fui a buscar. A los 94 años parece que no hay mucha esperanza pero acá lo tengo en casa. Cuando me volvieron a llamar me puse re contento, feliz porque lo traía de vuelta. Tenía miedo de pensar, no lo saco de ahí, no lo vuelvo a ver”.

 “Ahora está bien, no le quedó ninguna secuela y puede hacer vida normal. De ánimo está tranquilo, él es antisocial a las clínicas, va de última nomás”, añadió el hombre, entre risas.

Y concluyó: “Cuando vienen los hijos y los nietos, se pone a lagrimear. Queremos agradecerles a los médicos y enfermeros y él le agradece más que nada a la cocinera, que cocinaba muy rico dijo, tenía ganas de traerla para casa, y también decirles gracias a los vecinos y amigos que nos ayudaron y acompañaron. No hay que tenerle miedo a la enfermedad, hay que decirlo para cuidar a los demás”.

 

Incógnita
Ismael convive con su mujer y su hijo Jesús, pero ninguno de ellos tuvo síntomas de coronavirus. Todavía es un misterio saber cómo contrajo la enfermedad.

66%
Satisfacción
33%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios