Monterrey quiere ser Federal

Con un gol agónico de Miguel Rodríguez, superó 2-1 a Náutico Hacoaj y enfrentará a Malvinas en la final del Reducido. Jugó con uno menos por la expulsión de Cristian Serrano.

8 de noviembre de 2015 - 00:00
Monterrey dio una muestra de carácter y alimentó la ilusión de volver a disputar el Torneo Federal C. Ayer por la tarde, el Vinotinto eliminó a Náutico Hacoaj de las semifinales del Reducido de la Liga Escobarense, tras imponerse por 2-1 con tantos de Andrés Llanos y Miguel Rodríguez. 
El conjunto de Tigre había igualado transitoriamente a los 20 minutos del complemento, con un penal de Tomás Lekerman, pero los dirigidos por Guillermo Castro lograron la ventaja a 5’ del final y se sobrepusieron a la polémica que generó la expulsión de Cristian Serrano, a los 22’ de la segunda parte.
Fueron dos partidos en uno. Monterrey, que venía de eliminar a Atlético Don Torcuato, se plantó ordenado para aprovechar la velocidad de sus delanteros. Hacoaj, que había superado a América en cuartos de final, propuso un esquema similar para vulnerar por las bandas. 
Así, salió un primer tiempo chato y mezquino. Condicionados por el formato de eliminación directa, los dos arriesgaron poco en los minutos iniciales y se registró apenas un par de situaciones por bando. La más clara llegó por un desborde de Juan Piccirilli a los 10’ de la etapa inicial, pero Carlos Báez no alcanzó a definir.
Los 45 minutos quedaron lejos del vértigo que se esperaba para una semifinal, pero la monotonía se rompió en la primera jugada del complemento: remate de media distancia de Andrés Llanos y 1-0 a los 30 segundos.
La diferencia desnudó algunas flaquezas en la última línea de Hacoaj y el propio Llanos estuvo cerca del 2-0 a los 18’.
La respuesta de Hacoaj llegó con una jugada de Diego Zayat, que desequilibró en medio de un desarrollo parejo y le cometieron penal luego de eludir a tres defensores de Monte. Lekerman marcó el 1-1 desde los 12 pasos y luego llegó la polémica que desdibujó el partido.
A los 22’, el árbitro Luciano Cardozo expulsó con roja directa a Serrano por un supuesto codazo en la mitad de la cancha. La decisión alteró al plantel derquino y el equipo demoró unos 10 minutos en recomponerse anímicamente.
Naútico capitalizó el cimbronazo. A los 39’, Martín Scardino desairó al arquero Alejandro Landriel y definió con el arco casi vacío. Era gol y clasificación de Hacoaj, pero Miguel Pérez despejó sobre la línea. Inmediatamente, con todo Tigre en posición de ataque, salió el pelotazo largo que encontró solo a Rodríguez. Control y definición del Popo ante la salida del arquero para avivar la ilusión de todo Monterrey: jugar el Federal C. 


“Hacoaj es un equipo muy duro, pero salimos siempre con la mentalidad ganadora y lo pudimos ganar con uno menos. Es una emoción muy grande estar en la final.”

Miguel Rodríguez, volante de Monterrey. 
 
 

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar