Misil apagado

8 de noviembre de 2015 - 00:00
En plena disputa por el campeonato, Matías Rossi (Toyota Corolla) tuvo un sábado para el olvido en el Súper TC 2000. El Misil clasificó 11º en San Martín, Mendoza, quedó marginado de la pelea por la pole position y deberá largar desde el fondo en la serie, debido a la penalización de 14 lugares que recibe por su 2º puesto en el campeonato. 
“No fue una buena clasificación. Es un poco más de los mismo, seguimos penando con la falta de grip en el tren delantero. Evolucionamos un poquito con la prueba pero, aun siendo el mejor Toyota, no nos alcanza”, opinó Rossi, que partirá desde la última fila en la serie. 

“Clasificando así no podemos pelear por el campeonato. Tenemos que ser rápidos. Si no estamos mejores, vamos a estar complicados”, agregó, antes de la fecha especial por el debut del sistema “vuelta Joker”, un atajo que los pilotos podrán utilizar hasta dos veces. La pole position quedó en poder de Norberto Fontana (Chevrolet Cruze).  

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar