Enfoque

Para leerte mejor

domingo, 9 de agosto de 2020 · 00:01

Por Sergio Abrate
s.abrate@pilaradiario.com

“La indignación es la estrategia del imbécil para parecer digno”. Marshall McLuhan.

Todo indica que cada día es más difícil estar bien informado. Requiere un esfuerzo que hoy el lector muchas veces no está dispuesto a hacer, sea por falta de interés, tiempo o dinero. 
En el medio, aparecen las redes sociales donde todo es más difícil, con debates mayormente estériles que transcurren entre hostigamientos a quienes piensan distinto y fanatismos varios, muchas veces alentados por los grandes medios de comunicación. Toda discusión es llevada a límites maniqueos donde hasta lo más profundo se resuelve entre “los buenos” y “los malos”.
Como diría un vendedor de tren, como si esto fuera poco, aparecen las fake news, donde nunca hay inocencia, aunque sí, al menos en Pilar, algo de torpeza en quienes generan esas noticias falsas. En un mundo de inestabilidad política y en días, como los que estamos viviendo, de inestabilidades económicas, emocionales y de todo tipo, el delirio suele encontrar tierra fértil para sus falsedades.
Asistimos además, a la aparición de medios de comunicación fantasmas. ¿Qué son? Medios digitales de los que nada conocemos. No sabemos quiénes son sus dueños, periodistas ni desde donde actúan. En definitiva, son anónimos. 
Los lectores podrán estar de acuerdo o no con las líneas editoriales de los medios locales formales. Pero ustedes, saben el nombre y apellido de quienes escribimos, nos cruzamos en el club o en la puerta del colegio de nuestros hijos. Tienen a quién reprochar, escribir, interactuar.  Pensar siempre fue trabajoso, más en tiempos donde el ruido abunda, donde el odio y la mala intención están a la vuelta de la esquina. 
Estar informados requiere, más que nunca, profundizar nuestro pensamiento crítico, leer, escuchar, ver, la mayor cantidad de medios posibles, aunque a veces nos gane la falta de voluntad o de tiempo. Hay que abandonar cierta cultura de la comodidad donde todo lo que recibimos nos llega ya masticado. 
Un lector mejor entrenado demandará mayor calidad informativa, mejor periodismo, mejores medios. En definitiva, mejor democracia. No caigamos en la trampa de la indignación y la grieta. Dudemos hasta de nuestras convicciones, que así mejor lo sabremos. 
 

5
1
75%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

9/8/2020 | 14:01
#0
tenemos que trabajar de cuidadanos, diría Victor Hugo, cuando pide eso mismo. Un poco de indagación en la información que consumimos, quién dice qué, porqué lo dice, desde dónde lo dice, para qué?Porqué resulta tan difícil cuestionar a los medios que actúan con tanta obviedad? porqué no sienten que les faltan el respeto a su propio público? y el ejemplo más claro es el de Leuco hijo festejando la muerte. Es que piensan que sólo nos vamos a contagiar y morir los contrarios?