El Municipio anticipa un "agosto difícil", pero afirma estar preparado

En Pilar indicaron que el pico de casos “se esperaba en junio", pero "se fue corriendo para adelante gracias a las cuarentena". Confían en el que sistema de salud estará a la altura. 
lunes, 3 de agosto de 2020 · 11:57

Con la llegada de agosto, en el Municipio de Pilar prevén la etapa más dura de la pelea contra el Covid-19, con un aumento de los casos totales y de los que requerirán atención hospitalaria. Así y todo, confían en el que sistema de salud estará a la altura del desafío. 

“El sistema está puesto a punto en su máxima expresión para enfrentar un agosto difícil”, resumió una fuente de gobierno con acceso a los datos en tiempo real.

Según indicó, el pico de casos que “se esperaba en junio y se fue corriendo para adelante gracias a las cuarentena. Pero ahora sí va a tener que estar todo en funcionamiento y se va a potenciar toda la experiencia que se fue adquiriendo”, dijo. 
Así, apuntó que la línea que baja el intendente Federico Achával es “no escatimar esfuerzos para dar la pelea con todo” en el momento que se avecina. 

“Botón rojo”
Por su parte, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, afirmó este fin de semana que, si el sistema de salud se satura, la administración de Axel Kicillof “apretará el botón rojo” para endurecer la cuarentena dispuesta por la pandemia de coronavirus y rechazó que se quiera “dividir a la Ciudad y a la provincia” porque, dijo, se trata de “un solo conglomerado”.
“El ministro también expuso que “es ridículo pensar que uno puede dividir jurisdicciones cuando se necesite una cama”, analizó que “la situación es preocupante pero está controlada” y subrayó que advierte que hay “auto restricción de un sector grande de la sociedad” en cuanto a la cuarentena.

En cuanto al anuncio del viernes, que extendió la fase 3 del aislamiento hasta el 16 de agosto, “lo más importante era no seguir ampliando actividades”. 
A la vez, admitió que en materia de aislamiento “estamos nadando debajo del agua: uno toma un poco de oxígeno y se vuelve a sumergir”.
“Se tienen en cuenta actividades económicas, cuestiones de salud mental. Se tienen en cuenta situaciones y se evalúa en qué momento tendremos que restringir más. Lo que se evaluó esta semana era la necesidad de no abrir más circulación de gente, seguir observando cómo va la evolución del sistema sanitario y cantidad de camas, teniendo el botón rojo en la mano. Si la cosa no se contiene y vemos que se va a saturar el sistema, apretamos el botón rojo”, señaló. 

“Que la sociedad entienda por qué: porque se van a quedar sin camas muchos de los enfermos. Esa definición no se puede tomar con el 90% del sistema ocupado sino un tanto antes para que impacte luego en la disponibilidad de camas”, precisó.

Y calificó que “la situación es preocupante, pero está controlada. En el AMBA hay un promedio de 62% de camas de terapia intensiva ocupadas”.

El ministro de Salud dijo estar  a la espera que “del resultado del suero hiperinmune (de caballos) para evitar que los pacientes lleguen a terapia y seguir trabajando con el plasma. 

 

1
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios