TRAS LAS VACACIONES, LA HUELGA

Tras dos días de paro, comienzan las clases

Los docentes cumplieron ayer la segunda jornada de protesta. Hubo una marcha al ministerio de Educación. La provincia amenaza con una multa de 600 millones a Suteba.
miércoles, 1 de agosto de 2018 · 00:00

Los docentes bonaerenses volvieron a parar ayer, en la segunda jornada nacional de protesta que dispuso Ctera, que incluyó, además una marcha por el centro porteño.
En Provincia, Suteba es el único de los gremios docentes que adhirió a la huelga, ya que el resto aceptaron la conciliación obligatoria dispuesta por el gobierno de María Eugenia Vidal. 
De todos modos, según los relevamientos de Suteba, el acatamiento rondó el 80%. Aunque desde el gobierno sobre 9.838 centros educativos de todos los niveles, realizado en los 135 distritos, el acatamiento al paro fue del 40%, sólo 7% menos que los registros de mayo y apenas 4% menos que el paro del 15 de junio
Las autoridades bonaerenses anticiparon que analizan aplicar a Suteba una multa de $ 600 millones por no respetar la conciliación. Y revisarán la actuación de otras entidades “porque el ausentismo fue similar al que registran cuando convocan todos”.
El titular de Suteba, Roberto Baradel, en tanto, criticó al gobierno ante la posible multa. “Es un apriete, una extorsión. Esto lo hacen las dictaduras o los gobiernos autoritarios: quitar personerías, aplicar multas millonarias o intervenir sindicatos. El objetivo es desarticular el reclamo de los trabajadores”, dijo.
La conciliación obligatoria –además de poner en suspenso el conflicto por 15 días hábiles- supone retomar la negociación. El gobierno debería volver a llamar a un encuentro antes de que se venza ese plazo. 
“El ministerio de Trabajo determinará cómo y de qué manera se avanzará en la negociación en el marco de la paritaria. Seguiremos apostando al diálogo”, aclaró el ministro Federico Suárez.
El funcionario informó además, que aún con las medidas de fuerza los comedores escolares –que alcanzan a más de 700 mil niños y adolescentes- estuvieron abiertos.
En Provincia, el conflicto es una derivación de la demora en acordar la pauta de aumento salarial para 2018. La paritaria está trabada tras 17 reuniones y 11 paros desde que comenzaron las rondas en febrero pasado. Pero las ofertas no tuvieron demasiadas variantes. La última fue del 15% de aumento semestral, más 1,7% de suplemento por “material didáctico” y el compromiso del gobierno de sentarse a rediscutir a fines de agosto. Los gremios insisten en una mejora del 30% con una cláusula de ajuste automático por incremento de la inflación por encima de ese número. 


600
Millones de pesos sería la multa que impondría la provincia a Suteba por no acatar la conciliación obligatoria. 

1
2

Comentarios