ACUERDO CON EL FMI

Frente al ajuste que viene, el gobierno apuesta al crédito

El Municipio reconoce que el recorte de provincia y Nación tendrá impacto en Pilar y que se hará sentir en las obras. Cree que el endeudamiento de 600 millones es el remedio.

Por Redacción Pilar a Diario 15 de julio de 2018 - 00:00

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y el ajuste que pautó el gobierno como contrapartida de la ayuda financiera, tendrán su impacto en Pilar, sobre todo en materia de las obras Públicas financiadas por Nación y Provincia.
El jefe de Gabinete, Juan Pablo Martignone, vaticinó para los próximos meses una merma en el “flujo de fondos nacionales y provinciales”, la principal vía de financiamiento de las obras públicas en un municipio que, como el de Pilar, apenas recauda lo suficiente para solventar sus costos operativos.
De todos modos, Martignone sostuvo que, en ese contexto, cobra nueva relevancia la herramienta del endeudamiento a la que el gobierno de Nicolás Ducoté decidió echar mano para no tener que frenar todo proyecto de obras.
Así, encontrando oportunidad en la crisis, Martignone aseguró que el inevitable ajuste que viene es un argumento para impulsar la autorización de un crédito de 600 millones de pesos destinados a asfaltos. Ese debate se dará, durante las próximas dos semanas, en el Concejo Deliberante, donde abundan las voces críticas (ver aparte).
De todos modos, Martignone aseguró que el ajuste de la provincia no frenará otra de las obras clave: el saneamiento de la cuenca del río Luján. Es que se está financiando con créditos externos, que quedarían fuera el alcance la tijera de la gobernadora María Eugenia Vidal.
La duda es si finalmente el gobierno de Mauricio Macri decidirá traspasar a la Provincia la gestión -y el costo los subsidios- de los servicios de electricidad, agua y gas.
En este caso, fuentes de la provincia temen que peligre el endeudamiento externo tomado por Aysa para realizar obras, de las que Pilar depende para poder extender las redes.

Máquinas
Por lado de las cuentas locales, el gobierno sigue trabajando en un cambio de estructuras funcionales que ayude a aliviar las cuentas. Sería presentado antes de fin de mes.
El cambio tendrá también aspectos operativos. Por caso, se está trabajando en un plan para reducir al mínimo el alquiler de equipos viales para el mantenimiento de calles. 
A cambio, se implementaría un esquema de trabajo para que las máquinas propias estén más tiempo en la calle y menos en los galpones.
Para eso, Martignone adelantó que se trabaja en una readecuación de los equipos de trabajo que contaría de varios puntos: desde la ceración de cuadrillas especializadas en los barrios a la contratación de más trabajadores o pago de extras a los actuales para generar otro turno, incluso de noche. Cree que con los nuevos costos salariales y todo, el resultado de reducir alquileres de equipos redundará en un ahorro neto. 


Cambio
El actual titular de la Subsecretaría territorial 1, Jorge Storni, que coordina Pilar, Pilar Sur y Derqui, dejará el puesto para integrarse a una nueva área en cercaría del intendente. Aún no se dio a conocer a su reemplazante.

 


DEBATE EN EL CONCEJO

Achával, duro contra el endeudamiento

El concejal del Frente Pilarense Federico Achával expresó su rechazo a la deuda de $600 millones que pretende asumir el municipio. 
“Está claro que en este contexto económico nadie con buen criterio y responsabilidad toma deuda tasa variable UVA+8%”. Y detalló: “El dólar inestable y volátil, la inflación que sigue aumentando y la fuerte caída en los créditos hipotecarios UVA; son indicadores a los que el Intendente debiera prestar atención”.
Además, aseguro que, “tomando los valores UVA de los últimos 3 meses, nos da que por el préstamo de $600 millones, a principio del 2019 la deuda ya va a superar los $ 750 millones y vamos a terminar pagando en total más de $2.740 millones. Esto implica que la cuota promedio va a ser de $17 millones mensuales”. 
“Es una locura por donde se lo mire, sobre todo teniendo en cuenta que como garantía se pone el fondo de coparticipación”, sostuvo. Achával se refirió además al hecho de que la deuda se toma con 12 meses de gracia: “Eso implica que la deuda la van a pagar íntegramente los próximos gobiernos, con lo cual el intendente no se está haciendo responsable de este compromiso”. 
Santiago Laurent agregó: “Llama la atención que se hable de hacer asfaltos, pero que no se haya presentado ni un solo plan que especifique cuáles serían y dónde”. 
 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar