SE PREGUNTAN SI ES CASUAL

Fuerte reacción del comercio por la situación del centro

Scipa apunta al cableado aéreo. El vice de la entidad agrega que el código urbano, las fotomultas y la suciedad contribuyen al deterioro. El gobierno promete que habrá mejoras.

Fuerte reacción del comercio por la situación del centro

A MEDIAS. El centro comercial a cielo abierto no conformó a sus impulsores.


Diego Schejtman d.schejtman@pilaradiario.com


El debate por el impulso del gobierno a una ordenanza que vuelva a permitir el cableado aéreo puso al comercio del centro en estado de alerta. Y reinstaló la discusión sobre la situación de la ciudad.
Un tuit publicado ayer por el vice segundo de Scipa, Daniel Castro, resume las preocupaciones del sector: “Plan para detonar con final destructivo un casco histórico: la estrategia es desarrollar un código urbano sobre Panamericana, no mejorar la limpieza e iluminación, liberar el cableado aéreo y sembrar las calles de fotomultas. Ojalá sea un chiste”.
En el tuit, Castro plantea una duda: si se trata de una suma de casualidades o forma parte de un plan para deteriorar el centro y llevar la zona comercial de Pilar a la Panamericana. En diálogo con El Diario, el dirigente aclaró que la incertidumbre no es solo suya.
“Es una serie de coincidencias que llaman la atención. Hay rumores y a veces hacemos catarsis con los tuits por lo que recogemos en las charlas de café”, dijo.
“Lo que pasa en Pilar se replica en las localidades. Faltan acciones, desde la limpieza a la seguridad pasando por la iluminación”, enumeró. Y apuntó a las “ordenanzas tratadas en forma express”, entre las que nombró el código urbano y la liberación del cableado. “¿Es una coincidencia o un plan? El futuro lo dirá”, deslizó.

Planificación
Para el sector comercial, el nuevo código de planificación tendrá como resultado un desplazamiento de la actividad comercial desde los centros urbanos a los corredores de la Panamericana, beneficiados con indicadores atractivos para los inversores inmobiliarios.
A eso, le suman aspectos que desalientan el ingreso de potenciales clientes al centro: un entorno sucio, desordenado e inseguro, con caos de tránsito y estacionamiento pago, además de la instalación de fotomultas en los semáforos y una selva de cables en el cielo. 
El gobierno tiene una mirada opuesta. El jefe de gabinete, Juan Pablo Martignone aseguró que el código que volverá a discutirse ahora, tras las correcciones de la Provincia, “por primera vez defiende el patrimonio histórico del centro”. Lo hace mediante incentivos económicos para los propietarios de edificios de valor arquitectónico y limitando la altura en la mayor parte de la ciudad a la misma que tienen las torres de la parroquia. 
En cuanto a los nuevos indicadores de la Panamericana, asegura que “reconocen lo que ya pasó y se consolidó en algunas zonas y Pilar tiene que aprovecharlo”. Pero asegura que a la vez, el mismo código apunta a hacer crecer los centros, incentivado la concentración de la población en las zonas con servicios y evitando la expansión territorial de la población.
En cuanto al cableado, se refirió a las reformas que suavizan el permiso para el tendido aéreo (ver página 5).
A la vez, reconoció “que aunque se hacen obras como el centro de transferencia, la semipeatonalización de Rivadavia, mucho más no pudimos avanzar en el centro”.
“Hay una opinión genuina de que falta mucho por hacer y es cierto. Pero mucho de lo que estamos que estamos haciendo tendrá frutos en los próximos años”, auguró. 


Fondos
Martignone adelantó que se está negociando con Nación una partida de fondos específicos para realizar mejoras en los centros urbanos. Llegarán en los próximos 18 meses, dijo.

 

VOCES

La problemática del centro no es nueva. En el último año, El Diario publicó entrevistas con referentes del comercio de la ciudad. En todas estuvo presente el tema. Aquí, un compendio con algunas de las respuestas.
Osvaldo Roncayolo (Ardama): “El centro puede crecer según las ganas que tengan el intendente y los comerciantes de hacer cosas importantes. No tenemos una avenida, una buena entrada y salida, es un pueblo que se fue quedando”.
Víctor Tolosa (Chevrlolet Tolosa): “Veo las calles rotas, no tenemos un hospital como la gente, la terminal sigue estando en el centro, hicieron una peatonal que lo único que hace es cortar el paso de la calle central. Con decir que han abandonado el cementerio, no hay red de agua. Es responsabilidad de los dirigentes, que para cobrar impuestos sí están presentes”.
Rodolfo Pachelo (Pizza Rolo): “Apuesto al centro y creo que tenemos que levantarlo entre todos con nuevos comercios, arreglando los frentes como lo hicimos nosotros, las veredas. Faltan atractivos y para eso necesitamos la ayuda del Municipio, de Scipa y de la gente. El estacionamiento es fundamental, porque es imposible moverse y estacionar. Se deberían ordenar los colectivos y seguridad”. 
Antoine Tono Aon (La Reina): “Noto un gran descuido y una falta total de gestión para la parte céntrica. Me encuentro con cosas iguales que hace 40 años, inclusive más deterioradas. Un poco somos los vecinos, y el resto por falta de interés del Estado. Hubo épocas en que se  controlaba que los vecinos no tiraran agua a las calles, los vecinos salían a barrer su vereda... Hoy las veredas están, aparte de sucias, rotas”.

Comentarios Libres
  1. grafico
    MARCELA | 02/07/2018 | 12:26
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #3
    grafico
  2. Realmente es evidente el gran deterioro del centro de Pilar. Las veredas rotas, las calles sucias, falta de papeleros, las fotomultas y el aumento del estacionamiento, los cartoneros , los bares que invaden la calzada, etc. etc. Cabe agregar el pésimo trabajo de bacheo que realiza el municipio, no solo es inadecuado sino que a los dos meses se rompe nuevamente. Las autoridades deben tomar nota y regularizar esta situación como prioridad.
  3. grafico
    Alicia Beatriz Pérez | 01/07/2018 | 11:51
    Responder (1)
    Pos. (1) Neg. (-1)
    #2
    grafico
  4. Ésto es hoy la ciudad de Pilar : cables aéreos en abundancia; veredas dignas de kosovo; árboles enfermos y reventando veredas; veredas invadidas de postes; carteleria comercial desordenada; calles en mal estado, baches y cordones reventados; comercios que no barren sus veredas; no hay sendas peatonales; una peatonal que funciona pauperrimamente y otra nueva que se hizo al reverendo pedo; vecinos que tiran mucha agua a las calles; poda atrasada o sin hacer; Plaza con faltantes de árboles sacados y no repuestos; con lluvia, plaza inundada; terminal justo en el corazón de la ciudad, con un esqueleto de cemento que está muy corroido por el guano de las palomas. Es como para festejar la REVOLUCIÓN DE LA ALEGRIA ??? , o será que en algún momento alquilan algún edificio y llevan la muni ???. Y bueno, a seguir esperando un gobierno que hará lo necesario, alguna vez llegará !!!