Prometen abrir en 10 días una calle cerrada

Se trata de un terreno del barrio Fábrica Militar que no tiene salida. Y hace peligrar el crédito de Procrear para que una familia pueda acceder a la casa propia.
jueves, 17 de julio de 2014 · 00:00

El Municipio salió a dar respuestas luego de la nota publicada por El Diario sobre la angustia que vive una familia que fue beneficiada por el Plan Procrear y caer su sueño de la casa propia caer en 20 días.

Es que el predio se encuentra encerrado por un monte del barrio Fábrica Militar, en el lugar donde debe pasar la calle Argerich, pero la arteria no está abierta, sino que por el contrario, está alambrada. Al no tener salida, el crédito para la construcción de su vivienda no sería aprobado.

“En 10 días estará abierta la calle con dos cruces, que irán hacia la ruta 25 y al terreno en cuestión”, aseguró el Subsecretario de Obras públicas, José Kastelic.

El funcionario contó a El Diario que dialogó con la mujer que tiene cercado el predio y con quien reclama a gritos que no le dejen perder su sueño, Gimena Guerrero.

“Ya está, el lunes comenzamos a trabajar”, remarcó Kastelic, que contó que ya tiene en el Corralón municipal los 16 caños que utilizará en los cruces.

“Son unos 400 metros de monte virgen”, detalló y adelantó: “Mañana (por hoy) vendremos con la gente de Espacios Verdes para comenzar a cortar los árboles y desmontar lo que pertenece a la calle pública”.

Al mismo tiempo, el funcionario explicó que harán las cunetas y pedirán que se ilumine, una vez que su trabajo esté terminado: “Así quedará habilitada la calle como corresponde”, enfatizó.

A través de El Diario, la vecina encontró las respuestas que no obtuvo en 8 meses, presentando el reclamo ante el Municipio, con un expediente que lleva el número 12449/2013, en octubre último.

La mujer contó que tras salir sorteada en la modalidad construcción con compra de terreno, comenzó la parte más difícil, que fue la búsqueda de un lote apto y en el rango de precios fijado por el plan, 150 mil pesos, bastante por debajo de lo que el mercado pretende en Pilar.

Así fue que en medio de la difícil búsqueda, encontraron el terreno en el barrio de la ex Fábrica Militar. Pero al llegar el momento de escriturar, el trámite se trabó porque la calle que da al lote, Manuel Argerich entre San Blas y San Mateo, figura solo en los planos catastrales, ya que en la realidad es una continuidad del descampado, con pastizales y árboles.

Ahora esperan que la promesa del Municipio se cumpla y poder comenzar a construir su vivienda.

Comentarios