Cierre de locales, otra señal de alerta para el comercio

En las últimas semanas varios bajaron las persianas en el centro. Es consecuencia de la caída sostenida en las ventas. Buscan alternativas para reactivar.
 
domingo, 29 de junio de 2014 · 00:00


por Diego Schejtman d.schejtman@pilaradiario.con

En los últimos tiempos, las noticias no son alentadoras para el comercio local. Tras seis meses de caída sostenida en las ventas, comenzaron a verse las consecuencias: algunos locales del centro bajaron las persianas y las vidrieras cambiaron los carteles de ofertas por los de “Se alquila”.
El titular de la Sociedad de Comerciantes, Propietarios y Afines de Pilar (Scipa), Daniel Castro, se mostró preocupado por la situación y anunció que esta semana comenzará un relevamiento detallado para cuantificar el problema.
En realidad, la ciudad está lejos de ser el desierto en el que la había convertido la  implosión del 2001. Pero igual, a Scipa no le será difícil encontrar locales cerrados. Ayer, en solo tres manzanas, El Diario pudo detectar al menos seis negocios con cortinas bajas que hasta no hace mucho estaban en funcionamiento.
Una casa de electrodomésticos en Ituzaingó e Yrigoyen, la tienda de ropa de Lagrave y Vergani, otro local de indumentaria de Ituzaingó que anuncia su liquidación por cierre y una serie de locales que desde hace tiempo ostenta un “Se alquila” sin respuesta.
La noticia llegó a Scipa por el boca a boca. “Estoy hablando con comerciantes difundiendo la campaña de seis cuotas y todos me advierten que están cerrando comercios”, dijo Castro.

Caída
El cierre de locales es el final anunciado de la crónica económica reciente. Mes a mes, desde diciembre, Scipa viene registrando una caída persistente de las ventas en todos los rubros. Era cuestión de tiempo para que los que tuvieran menos espaldas no pudieran resistir.
“Es un tema macro. Desde la cámara lo que podemos hacer es escuchar y transmitir la preocupación. Ahora, con el relevamiento de locales vacíos vamos a ver qué tan profunda es la situación”, explicó Castro a El Diario.
En mayo, las ventas registraron la mayor caída desde que entraron en el tobogán, en diciembre último. El mes pasado, retrocedieron otro 4,08% y ya acumulan una baja del 13,75%.
La semana que viene se conocerán los números de junio, pero Castro anticipó que “por lo que se viene viendo, también habrá caída”.
Pero la baja en las ventas no es el único problema. Los alquileres que se renuevan con un promedio de 30% de aumento y una presión impositiva creciente también son ingredientes de la recta letal.
“Año tras año la presión impositiva se va haciendo más fuerte, a nivel municipal, provincial y nacional”, dijo Castro. Ahora, apuesta a una reactivación del consumo en el segundo semestre y se prepara con herramientas para aprovecharla. Mañana se pondrá a prueba la primera, con la posibilidad de vender en seis cuotas sin interés. Cuántos aguantarán la tormenta hasta que escampe, esa es la duda.


Seis cuotas
A partir de mañana y hasta noviembre, el último lunes de cada mes, los comercios que tengan su posnet registrado con el código postal de Pilar podrán vender hasta en 6 cuotas sin interés.

 


“Es un tema macro. Desde la cámara lo que podemos hacer es escuchar y transmitir la preocupación”.

DANIEL CASTRO

Comentarios