Un pilarense de Selección

Matías Solorza, de Villa Rosa, participará de una convocatoria en Mendoza. “Es algo nuevo y cambiará la calidad de vida”, apuntó Jorge Suárez.
sábado, 31 de mayo de 2014 · 00:00

Desde hace varios años, las disciplinas deportivas especiales se convirtieron en una de las actividades que más alegrías le dio al deporte local.

Muchos fueron los proyectos cumplidos, los objetivos alcanzados a pesar de los inconvenientes que surgen a diario. Y también muchos fueron los resultados positivos.

El Programa de Entrenamiento Municipal para Atletas Especiales, que depende de la Subsecretaría de Deportes comunal, es el espacio en el que se desarrollan los atletas que cosecharon una gran cantidad de medallas en certámenes locales, regionales, nacionales e internacionales.

En el Programa, que lleva adelante sus prácticas los sábados por la mañana en el polideportivo local, se armó un cronograma de actividades en base a las patologías que presentan los atletas con el objetivo de que todos puedan ser partícipes de algunas de las disciplinas.

Un desafío diferente se abrió en marzo pasado, cuando arrancaron los entrenamientos de la temporada y entre los deportistas dijo presente Matías Solorza, de Villa Rosa.

“Nos llamó la atención a profesores y chicos porque llegó diciendo que quería entrenar y jugar al fútbol pese a que le falta una parte de sus miembros inferiores y usa muletas”, contó el profesor Jorge Suárez, uno de los responsables del Programa Municipal.

 

Nueva experiencia

“Le dijimos que si y comenzamos a desandar un nuevo camino y una nueva experiencia para todos quienes somos parte de este proyecto”, agregó.

Pasaron los entrenamientos y comenzó la inscripción y testeo para la Liga de Fútbol que organiza la Municipalidad de Tigre, Solorza fue parte del testeo inicial pero por usar muletas solo jugó de arquero aunque en el campo de juego se desenvuelve más que bien.

“Pasaron los días y me dije ‘tengo que conseguirle algo a este chico que tiene unas ganas enormes de jugar al fútbol’ y así fue que me comuniqué por las redes sociales con Futbolistas Amputados y recibí respuesta inmediata. Comenzaron los contactos, hasta que hace unos días pude charlar con Herenú, presidente de la Federación de Fútbol Amputados, y me dijo que iban a citar a Matías para una práctica con el seleccionado argentino y quedó sellada la convocatoria”, contó Suárez.

El próximo encuentro para los jugadores del plantel nacional está previsto del 5 al 8 de junio en la ciudad mendocina de La Paz.

“La alegría de Matías fue inmensa, a punto tal que ya se compró los bastones canadienses, que son los que se utilizan para jugar y ya obtuvo los pasajes para viajar a este sueño, que hasta muy poco parecía muy lejano”, confesó Suárez, quien acompañará a Solorza en el periplo.

“Viajaremos el jueves rumbo a Mendoza y veremos cómo es esto, que es nuevo para todos nosotros y que cambiará la calidad de vida de Matías”, añadió el docente.

“Esperemos que quienes nos han puesto piedras en el camino a lo largo de estos últimos tiempos tomen conciencia de lo que se logra, que la inclusión es posible y con actos como estos creo que de a poco se va logrando, pero se hace difícil cuando hay gente que no entiende cómo es la cosa”, terminó Suárez, poniendo el acento en uno de los costados esenciales del trabajo que se efectúa con los atletas especiales: la integración.

 

“La alegría de Matías fue inmensa, a punto tal que ya se compró los bastones canadienses, que son los que se utilizan para jugar y ya obtuvo los pasajes para viajar a este sueño.” Jorge Suárez, profesor del Programa Municipal para Atletas Especiales de Pilar.

 

Comentarios