Demoras e incertidumbre en torno a la nueva ordenanza de nocturnidad

El Ejecutivo y el HCD no se ponen de acuerdo sobre los cambios que propone el proyecto del gobierno. Desde la oposición advierten que hay contradicciones con las normas vigentes.
sábado, 20 de julio de 2013 · 00:00

Un informe publicado en El Diario el último jueves revelaba, a partir de las denuncias de vecinos, los disturbios que se producen en la terminal de colectivos en los horarios de salida de los boliches. Las denuncias se multiplicaron en las últimas horas, siempre apuntando a las peleas protagonizadas por bandas de jóvenes que circulan por las calles los fines de semana.

La situación vuelve a poner en el tapete la regulación de la nocturnidad y en este sentido, tres meses después de que el Ejecutivo enviara al Concejo Deliberante una serie de reformas a la legislación que controla la actividad nocturna, el tratamiento de la misma sigue siendo un interrogante.

 

El proyecto, que llegó en carácter de “borrador” al HCD busca, en líneas generales, adecuar la normativa vigente a la provincial en relación, por ejemplo, al horario límite de expendio de bebidas alcohólicas en los boliches. No obstante, el mismo aún no tiene fecha certera de tratamiento. 

“Se le entregó un borrador al bloque oficialista y se está trabajando en eso”, afirmó a El Diario el secretario de Gobierno, Federico Achával, uno de los autores del proyecto.

En cuanto a los puntos sobresalientes, señaló que “el principal cambio tiene que ver con la limitación en la venta de alcohol, coordinar la legislación que hay a nivel municipal con la provincial”.

Cabe recordar que mientras la norma de la Provincia establece las 4 de la mañana como horario tope en la venta de alcohol, la legislación local lo permite hasta las 5.

 

 

Contradicciones

Sin embargo, al ser consultada por esta iniciativa, Liliana Alfaya, presidenta de la comisión de Seguridad, aseguró que el anteproyecto sólo introduce modificaciones en la regulación de las fiestas privadas organizadas en casas quintas y no alcanza al funcionamiento de los locales nocturnos.

“Tenemos mucha queja vecinal por las fiestas en casas quintas”, explicó la concejal para agregar que “nos llegó un borrador y estamos haciéndolo circular por cámaras de comercio para que cada cual haga su aporte porque lo que se va a regular, las fiestas con fines de lucro, no dejan de ser un emprendimiento comercial”. “La idea –remarcó- es que llegue con el mayor consenso”.

No obstante, la actividad nocturna de bares y boliches, según la edil y a diferencia de lo que expresa el Ejecutivo, no está contemplada en este borrador.

De acuerdo a la información proporcionada por Alfaya, los cambios en la nocturnidad llegarían como consecuencia de una serie de modificaciones que se implementarían en el nuevo código contravencional y que tiene que ver con el endurecimiento de las penas de quienes infrinjan la reglamentación en relación, por ejemplo, a la venta de alcohol a menores.

“La venta de alcohol, el conductor designado, todo ya está legislado, lamentablemente hay que endurecer las penas económicas para los empresarios que no cumplen con la ley”, opinó la concejal.

En el mismo sentido, aseguró que antes de fin de año el HCD aprobaría el nuevo código contravencional.

Cabe recordar que en marzo de 2012 comenzaron a tratarse las modificaciones al actual código con la promesa de aprobarlo antes del cierre de dicho año legislativo.

 

Desorden

“A mí nunca me llegó ni siquiera un borrador”, reclamó Diego Ranieli, presidente de la Comisión de Legislación y advirtió que es necesario poner negro sobre blanco en lo que respecta a la legislación vigente sobre la actividad nocturna.

“Hay diferencias en muchos aspectos entre las distintas ordenanzas, por ejemplo en el límite de capacidad de los boliches”, indicó el edil y señaló que “hay una sobreabundancia de normas y muchas contradicciones”.

Por este motivo, adelantó que planea trabajar en la confección de una nueva ordenanza que regule la nocturnidad. En cuanto a la propuesta de endurecer las penas, ironizó: “se puede poner la pena de muerte si quieren, pero si no hay un acta contra un bolichero por incumplimiento de la ordenanza, no sirve de nada”.

 

La frase

“La venta de alcohol, el conductor designado, todo ya está legislado, hay que endurecer las penas económicas para los empresarios que no cumplen con la ley”, Liliana Alfaya.

 

Comentarios