El Concejo comienza el año electoral con una agenda cargada

Hoy se inicia el período de sesiones ordinarias. La rendición de cuentas del 2012 y el boleto universitario, dos de los temas clave. Se esperan anuncios de obras en el discurso de Zúccaro.
sábado, 6 de abril de 2013 · 00:00

El Concejo Deliberante de Pilar tendrá hoy su acto de apertura del período ordinario de sesiones 2013, que estará signado por las elecciones legislativas de octubre en las que varios de los actuales ediles buscarán renovar sus bancas.

Tras haber sido postergado por el duelo nacional decretado a raíz de la trágica inundación en La Plata, el acto se desarrollará a partir de las 10.30 de hoy. El punto saliente será el discurso del intendente Humberto Zúccaro que, según él mismo adelantó en los últimos días, tendrá anuncios de obras e inversiones de fondos propios que buscarán suplir lo que la crisis provincial podría retacearle al distrito.

A la vez, tras el acto formal los ediles elegirán a las autoridades del cuerpo y de las comisiones. La presidencia seguirá en manos del zuccarista Marcelo Castillo quien entrará en su décimo año al frente del cuerpo. Las vicepresidencias, en cambio, estaban menos claras: la primera volvería a ser para Diego Ranieli, mientras que la segunda estaba hasta ayer en duda, aunque el nombre de Neomí Barrio era el que más sonaba. Ambos son representantes de la oposición.

Las comisiones de trabajo serán otro escenario de disputa, aunque en las últimas horas el reparto estaba casi definido. Con la mayoría de las presidencias en manos de oficialistas, una de las únicas dudas persistía en la de Transporte.

 

Proyectos

Una vez retomada la normalidad del trabajo, aunque aún en medio de la mudanza a la nueva sede de la calle San Martín (ver aparte), comenzará una agenda de trabajo dominada por los debates ásperos propio del año electoral.

El primero es el que se dará en torno a los números del año pasado, cuando se debata la rendición de cuentas 2012.

Los números remitidos por el Ejecutivo reflejan un ejercicio equilibrado, que exhibe un superávit de unos 7 millones de pesos que se desprende de la diferencia entre los ingresos, cuantificados en 560 millones de pesos, y los egresos, indicados en números redondos en torno a los 553 millones.

El expediente, que ya está desde hace dos semanas en poder de los concejales- se divide en 12 carpetas que lentamente están siendo analizadas.

Según el presidente de la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante, el oficialista Walter Roldán, “habrá tiempo para estudiar el expediente y hacer todas las consultas necesarias, tanto a mí como a los funcionarios del Ejecutivo”.

Ya el año pasado, el propio Roldán acompañó a los concejales de la oposición a las oficinas del área de Hacienda municipal, donde pudieron acceder a buena parte de la documentación que respalda el balance.

Otro de los temas que comenzará a debatirse en las próximas semanas será el boleto universitario.

Presentado originalmente por el socialismo y abrazado por el radicalismo y el peronismo en  los últimos tiempos, la idea genera tantos apoyos como miradas de reojo entre los distintos partidos, que disputan el protagonismo clave en un año de elecciones.

La iniciativa –con la que hasta Zúccaro se mostró de acuerdo recientemente- propone una tarifa de colectivos diferenciada para los alumnos de universidades e institutos terciarios.

Las variantes sobre su aplicación cambian de una fuerza política a otra y en algunas –como en el oficialismo- hay diferencias también hacia adentro. Pero todos coinciden en que este año debería aprobarse.

 

Nuevo edificio

La mudanza ya está en marcha

Con el nuevo edificio de la calle San Martín a poco de ser terminado, el Concejo Deliberante ya comenzó la mudanza a la que será su próxima sede.

El local, que hace no hace demasiado tiempo albergó a la disco Mediterráneo, y fue dividido en 24 oficinas –una para cada concejal actual y para los que se agregarán hasta el 2015- más un salón de comisiones.

Y aunque por el momento las sesiones seguirán realizándose en el salón del 1º piso del palacio municipal, hay quienes se entusiasman con ampliar el edificio nuevo para sesionar también ahí.

La mudanza no estuvo exenta de polémica. Es que el oficialista Miguel Saric rechazó que el cuerpo se mude al edificio elegido en lugar de al actual cuartel de Bomberos, con el que el organismo estuvo negociando antes de que apareciera la actual oferta.

Esa situación derivó en acusaciones cruzadas: mientras Alfaya apuntó que Saric se enojó “porque se le cayó el negocio”, el veterano edil aseguró que en realidad se está favoreciendo al dueño del nuevo edificio, Omar Mantovani, amigo de Castillo.

Comentarios