Culpan a las tormentas y al mayor consumo por los cortes

martes, 29 de enero de 2013 · 00:00

En la sede local de Edenor se viven días turbulentos: cortes, problemas informáticos y demás asuntos complican el día a día de los usuarios del servicio.

En este sentido el vocero de la empresa, Marcelo Lippi, expresó sobre los cortes que “en algunos casos puede haber una falla del servicio eléctrico, pero hay otros que son ajenos a la compañía: cada vez hay tormentas más fuertes y breves que destruyen la red”. Según el vocero, “la red eléctrica está preparada para soportar vientos de 130 kilómetros por hora, pero cae un árbol o una rama, arrastran redes y la gente se queda sin luz”. Y opinó que “el tiempo se ha ensañado con esta región, en cualquier momento del año”.

Además, recordó que “siempre pedimos un uso racional de la energía, sobre todo en estos días de gran demanda de electricidad por las altas temperaturas, o por ir incorporando artefactos para el confort”.

Acerca de los reclamos y largas filas en la oficina de Pilar, Lippi comentó que “cuando se pone en marcha un sistema informático para 2,7 millones de clientes siempre puede surgir un pequeño problema inicial. Algunas facturas no se emitieron, otras llegaron tarde y la gente fue a la oficina.

Además, a fines de diciembre terminó el período de rebalanceo del sistema que había impuesto el gobierno (el ‘factor de estabilización’), por lo que hubo gente que veía que tenía menor consumo pero una facturación más cara, y también se acercó a la oficina”.

El hombre añadió que “en otros casos hubo demora en la apertura de las oficinas comerciales porque no había presencia de personal policial uniformado. En lugares donde se maneja dinero no se puede abrir sin seguridad, por eso hubo que contratar gendarmes para suplir la falta de policías”. Pero avisó que “en febrero se irá normalizando la situación”.

Comentarios