San Patricio apunta alto

Rovere, capitán del Celeste, dice que renovaron las pilas y volverán a luchar en 2013 para llegar a Reubicación.
viernes, 18 de enero de 2013 · 00:00

La temporada de la Unión de Rugby de Buenos Aires no da espacios para las dudas. En la primera rueda cada equipo se juega el futuro de la segunda mitad y en San Patricio ya lo saben.

El 2012 lo tuvo en un buen nivel, pero las derrotas mínimas (varias por 1 2 puntos) lo alejaron de la chance de entrar a Reubicación.

En 2013 esperan dar un salto de calidad y superar este escollo. Uno de los más ilusionados es Martín Rovere, que renovado tras las vacaciones le contó sus sensaciones a El Diario.

“Este año nos encuentra con las mismas pilas. Después de las vacaciones todos volvemos recargados y con ganas de arrancar, de jugar. Así que encarando este año de la misma manera y con mayor seriedad”, reflexionó el capitán.

 

-¿Qué se puede hacer para mejorar lo de 2012?

- Lo que se siente siempre es que estamos cada vez mejor. Pero los clubes de rugby se tornaron todos muy profesionales, a pesar que el deporte no lo es, y cada vez se exige más. Lo que hace falta es más entrenamiento. Seguir entrenando, entrenando y apostando al equipo.

 

-¿Confían en las armas que tienen?

- Tenemos un buen equipo, con buena calidad de jugadores y considero que si seguimos entrenando podemos conseguir cosas buenas. Es lo que todos queremos.

 

Para alimentar las expectativas, el plantel tendrá dos importantes regresos.  Francisco Espector (octavo) y Nicolás Herrero (tercera línea) volverán a estar a disposición del cuerpo técnico tras las lesiones en las rodilla que los marginaron mucho tiempo.

 

-¿A qué apuntan en el 2013?

- Siempre para arriba, apuntando alto.

 

-¿El grupo ya está madurando para dar un salto de calidad?

- Después del recambio grande del 2005/06 y 07, que se fueron los jugadores grandes que venían con la posta del equipo, hace 2 o 3 años que el equipo va rotando igual. Ya alcanzó una identidad, nos conocemos entre los que jugamos, la manera de jugar de cada uno. Es como que tenemos un grado de madurez superior al de hace un par de años.

 

“Somos todos de la misma edad, con el mismo interés, que apuntamos para el mismo lado. Es algo que yo empecé a sentir el año pasado. Se siente, se habla en el equipo y estamos muy contentos por eso”, concluyó Rovere.

 

La frase 

“Este año nos encuentra con las mismas pilas. Después de las vacaciones todos volvemos recargados y con ganas de arrancar, de jugar. Así que encarando este año de la misma manera y con mayor seriedad”, Martín Rovere.

Comentarios