Cuestionan a la conducción del sindicato químico local

Se formó un gremio disidente con fuertes críticas hacia la actual comisión. Denuncian “aprietes” y “amenazas”.
miércoles, 16 de enero de 2013 · 00:00

El 7 de noviembre último comenzó el mandato de la nueva comisión directiva del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de Pilar, durante muchos años comandado por la familia Trindade. Ante la presentación de esta fuerza renovada, la Asociación Sindical de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas del Área Bonaerense Norte, recientemente iniciada en el Partido de Pilar, salió a cuestionar duramente a la nueva conducción.

“Sacamos una solicitada en El Diario por unos malestares que tuvimos con los químicos que hoy manejan la zona de Pilar. Ellos habían sacado una solicitada diciendo que eran el nuevo gremio y en realidad el nuevo gremio somos nosotros, que recién nos estamos formando”, señaló Gabriel Gómez, uno de los impulsores de esta fuerza que proviene de la Federación del Sindicato de Industrias Química y Petroquímica con sede en la ciudad de Avellaneda.

Según señalaron sus responsables, la misma ya ha comenzado a afiliar trabajadores, aunque aún falta esperar a que se dé la resolución en el Ministerio de Trabajo de Nación, ante el pedido de la conformación del nuevo gremio. En resumidas cuentas, el hombre estableció una diferencia entre el sindicato al cual representa y el que hasta el momento era el único en el rubro en Pilar, cuya comisión directiva Gómez integró durante varios años: “La diferencia más grande que hay es en el tema de salud. Esta federación tiene una obra social nueva, sin deuda. En el caso de los del sindicato que estaba antes, no podíamos contar porque la salud estaba bastante deteriorada, no teníamos dónde atendernos”.

 

Acusaciones cruzadas

Al tiempo de calificarse como el nuevo sindicato químico de Pilar, los representantes de la Asociación Sindical de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas denunciaron que varios de sus afiliados fueron “apretados” y “amenazados” por miembros del gremio oficial cuando decidieron afiliarse al sindicato recientemente arribado a Pilar. “Tuvimos aprietes como rotura de autos, han golpeado compañeros en las puertas de las fábricas, a otros compañeros se los ha visitado a la casa, todo con amenazas. Ahora hace un mes que están tranquilos”, relató Gabriel Gómez.

Por su parte, desde el Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de Pilar, su secretario adjunto, Sixto Desanto, calificó de “mentiras” las acusaciones y explicó que los integrantes del nuevo gremio “no se fueron bien porque quedaron debiendo plata. Fue un préstamo que les hizo el sindicato y que no devolvieron nunca”. Además, el hombre adelantó que entre “jueves y viernes” próximo realizarán una conferencia de prensa para desmentir las acusaciones. “Que las presente a la Justicia a las pruebas, que no vayan a los medios, es fácil”, cuestionó Desanto.

 

La frase 

“Somos un grupo de trabajadores que no estuvimos de acuerdo con la conducción de los dirigentes químicos de Pilar”, expresaron los responsables de la Asociación Sindical de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas del Área Bonaerense Norte en la solicitada.

Comentarios