Denuncian que la CEPIP aconseja no tomar trabajadores despedidos

Fueron echados de la empresa Tigre tras un reclamo gremial. Aseguran que en las agencias de empleo rechazan sus solicitudes a pedido de la Cámara del Parque. La entidad lo niega.
viernes, 31 de agosto de 2012 · 00:00

Ex trabajadores de la empresa Tigre, despedidos hace un mes tras protagonizar un duro reclamo sindical, denunciaron que varias agencias de empleo locales se negaron a tomarlos para nuevos puestos. Según señalaron, las consultoras adujeron una supuesta recomendación de la Cámara Empresaria del Parque Industrial de Pilar (CEPIP) para evitar que los cesanteados vuelvan a ser contratados por otras empresas del complejo.

La denuncia forma parte de una serie de reclamos que los ex trabajadores de Tigre vienen realizando en las últimas semanas y que se formalizó en una presentación ante el Ministerio de Trabajo.

En tanto, voceros de la CEPIP mostraron sorpresa por la acusación, que desmintieron.

El encargado de dar a conocer la situación fue Jesús Humaño, uno de los trabajadores despedidos de Tigre tras un largo conflicto que incluyó un bloqueo total de 6 horas al Parque Industrial a principios de julio.

Humaño, junto a un pequeño grupo, rechazó en aquel momento las indemnizaciones ofrecidas por la empresa y siguió con el reclamo de reincorporación. La mayoría de los cincuenta despedidos, en cambio, aceptó el acuerdo.

Humaño, con el apoyo de la CTA, siguió el proceso para inscribir un nuevo sindicato que represente a la industria de los caños plásticos. Desde ese lugar, denunció que sus compañeros que aceptaron el despido no pudieron volver a emplearse en el Parque.

Así, adelantó que en los próximos días se harían acciones públicas para denunciar la supuesta maniobra de la cámara para que los empleados considerados conflictivos no vuelvan al complejo.

En la denuncia presnetada al Ministerio, Humaño menciona a la consultora Working.

Por su parte, el gerente de la CEPIP, Jorge Alonso, desmintió categóricamente los hechos denunciados por Humaño. Tras declararse “muy sorprendido” por la acusación, Alonso señaló que “se nos atribuyen poderes que no tenemos, como el de influir sobre empresas de servicios privados”.

Asimismo, advirtió que si existió tal respuesta por parte de alguna agencia de empleo “fue una falta muy grave” y señaló que en ese caso la CEPIP también realizaría las acciones pertinentes.

“Ante una situación poco feliz de despidos, lo primero que hacemos es pedirles a los trabajadores que acerquen sus datos a la Cámara para funcionar como bolsa de empleo. Se trata de trabajadores que ya tienen experiencia dentro del Parque y es gente muy valiosa para las empresas”, indicó.

 

Crisis

En tanto, Humaño junto a otros trabajadores se presentó ayer en la puerta de la planta para informar a los trabajadores de la marcha del trámite de reconocimiento sindical. Estuvo acompañado por representantes de la CTA y de la Federación de Trabajadores de la Industria Argentina (FETIA), que en dos semanas abrirá una sede en Pilar.

Al mismo tiempo, Humaño adelantó que presentará ante el Ministerio de Trabajo una denuncia contra Tigre. Es que la empresa adujo una situación de crisis para despedir a cincuenta trabajadores. Sin embargo, pronto volvió a cubrir los puestos vacantes, esta vez con trabajadores contratados por agencia.

Por esos mismos días, además, completaba una inversión de seis millones de pesos para abrir una nueva planta en Puerto Tirol, en la Provincia del Chaco.

 

Militantes de la CCC

Pilarenses presos en Campo de Mayo

Entre 10 y 15 militantes pilarenses de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) fueron detenidos ayer tras participar de un corte de la Panamericana, a la altura del cruce con la ruta 197, en Pacheco.

La dirigente local de la agrupación, Liliana Ruiz, le explicó a El Diario que la medida se había tomado en solidaridad con los beneficiarios del Plan Argentina Trabaja del Partido de Malvinas Argentinas, que están entre los pocos que no cobraron el plus fijado por el Gobierno. “No queremos quedar en la interna” entre el kirchnerismo y el intendente de Malvinas, Jesús Cariglino, señaló Ruiz.

La militante contó que la protesta fue levantada por la gendarmería que, tras despejar la ruta, rodeó los colectivos en los que se habían guarecido los manifestantes y en los mismos vehículos los trasladaron a Campo de Mayo.

Aunque se informó que los que no tuvieran causas pendientes serían liberados, Ruiz advirtió sobre el significado de que militantes sociales sean detenidos en un cuartel. Sobre todo, teniendo cuenta que allí funcionó uno de los mayores centros clandestinos de detención de la dictadura.

Comentarios