“Siempre es especial ganar acá”

Matías Rossi fue amo y señor en El Zonda. Se impuso de punta a punta y subió a la cima del torneo. El delvisense consiguió su 2º triunfo consecutivo en San Juan y amplió un historial muy favorable.
martes, 22 de mayo de 2012 · 00:00

Previsibilidad e imbatibilidad. Esas fueron las cualidades que reinaron en la 4ª fecha del Súper TC 2000, en el Autódromo El Zonda Eduardo Copello de San Juan.

La primera porque después de la victoria en el Súper 8, el triunfo de Matías Rossi en la final era más que probable y la segunda porque el de Del Viso fue invencible y confirmó los pronósticos con una actuación categórica.

La previsibilidad estuvo basada en el gran historial de Matías, que ganó en este trazado en 2011 y antes había alcanzado tres segundos puestos consecutivos.

Pero también contaba con el respaldo que arrojaban los números de Toyota en San Juan, circuito en el que la marca japonesa es candidato al triunfo desde hace más de 5 años.

Como si fuera poco, los Corolla rojos venían de ganar en las tres fechas que se llevaban disputadas del campeonato y se los creía imbatibles.

Así, el delvisense encaró el domingo apoyado en esos antecedentes, los revalidó con una victoria inobjetable y escaló a lo más alto del campeonato, ya que pasó a liderar el torneo con 3 puntos de ventaja sobre su compañero de equipo Mariano Werner, que ahora arribó 3º.

Domingo redondo. Gran parte de la definición de la carrera radicó en la victoria de Rossi en el Súper 8, donde le arrebató el mejor lugar de partida para la final a José María López, que el sábado se había quedado con la pole position en la clasificación.

Así, Matías largó adelante en la final y mantuvo la punta sin problemas en la largada. Pechito López se acomodó en el 2º puesto y siempre se mantuvo cerca del Corolla. Aunque el cordobés nunca tuvo una situación concreta para intentar el sobrepaso, se mantenía al acecho y sostenía el suspenso.

Rossi y López giraban con un ritmo insostenible para el resto y se distanciaron del pelotón, hasta que un inconveniente eléctrico en su Ford Focus obligó a Pechito a abandonar, en la vuelta 14. A partir de ahí fue sólo cuestión de tiempo y de rendimiento mecánico para que Matías se adjudique la victoria. El delvisense quedó absolutamente sólo en la punta, con una amplia ventaja considerable sobre sus perseguidores, lo que empobreció el espectáculo.

No obstante, Rossi redondeó un domingo perfecto y saltó a la punta del torneo. “Siempre es especial ganar en San Juan. Se disfruta mucho manejar acá, sobre todo cuando se corre como lo hice con Pecho, hasta que él paró”, comentó el piloto de Del Viso apenas terminó la final.

“Es excelente el trabajo del equipo, que logró la victoria en las 4 fechas del campeonato”, manifestó, quien cada vez que ganó el Súper 8 se impuso en la final (Paraná 2011; Alta Gracia y San Juan 2012).

Además, Rossi también se refirió a la gran racha que sostiene en El Zonda de San Juan. “Personalmente me gusta correr en este circuito tan característico de TC 2000, sin dudas es uno de los circuitos que más disfruto. El Toyota se mostró muy confiable durante todo el fin de semana, en el cual fuimos de menos a más”, dijo el tricampeón de la categoría.

El podio lo completaron Christian Ledesma (Chevrolet Cruze) y Mariano Werner (Toyota Corolla), quienes completaron el podio en la 31ª visita de la categoría al autódromo sanjuanino.

Con este resultado, Matías superó a su compañero de equipo en el campeonato: ahora el campeón tiene 83 puntos, tres más que el entrerriano. La próxima fecha será el 10 de junio en General Roca, Río Negro.

Comentarios