Con el oficialismo dividido, se aprobó la venta de tierras al Golfer’s

Hubo debate dentro del bloque zuccarista. Cuestionaron al organismo municipal que tasa los lotes públicos. La operación se cerró en 5 millones que se pagarán en tres cuotas, la primera en estos días.
viernes, 21 de diciembre de 2012 · 00:00

La polémica por la venta de calles y tierras públicas al country Golfer’s tuvo anoche su último capítulo. Se dio en el recinto del Concejo Deliberante, en el marco de un debate atípico, en el que los propios miembros del oficialismo cruzaron opiniones enfrentadas. Finalmente,  se terminó aprobando la operación.

Fue por mayoría, con la oposición manifestando sus votos por la negativa, al igual que el oficialista Miguel Saric. En tanto que el también miembro de la bancada del Frente para la Victoria Fabio Gómez, se abstuvo.

El principal cuestionamiento de los que se opusieron fue el precio final: 5 millones de pesos por cerca de 240 mil metros cuadrados de tierras. El monto se pagará en tres cuotas. La primera y mayor de las tres, de 2 millones, se saldará antes que termine el año.

El oficialista Saric fue uno de los que hizo más hincapié en el tema, con duros cuestionamientos a la idoneidad de los integrantes del comité municipal de tasación, integrado por funcionarios jurídicos y de Hacienda: “no saben cuánto vale ni la tierra de una maceta”, graficó el concejal.

A la vez, Saric defendió también su propuesta de que en lugar de venderse, las tierras se canjearan por lotes afuera de la urbanización y que el municipio necesita para escuelas, centros comunitarios y deportivos.

Así, se recordó el episodio en el que representantes del Golfer’s, dentro de la misma comisión que preside Saric, intentaron echarlo y soslayaron que el edil perseguía fines de lucro personal con los canjes propuestos. Esa actitud de los countristas mereció el repudio unánime de los diferentes bloques.

El otro oficialista que no convalidó la operación fue Gómez, quien también cuestionó la tasación, aunque no ya desde la idoneidad de quienes la realizan sino a partir de los métodos.

 

Precio

Los concejales de los bloques opositores habían sido los primeros en hablar. Coincidieron en adelantar votos por la negativa con argumentos más o menos similares, basados en un precio que consideraron bajo.

De todos modos, a la hora de la votación, los peronistas disidentes Gustavo Trindade y Nomí Barrio no estuvieron sentados en sus bancas, a las que volvieron recién después de la aprobación del negocio.

Quien más se extendió en su discurso fue uno de los concejales de la juventud del Frente para la Victoria, Federico de Achával. Por su condición de abogado, rompió su habitual silencio y desgranó una detallada explicación sobre el devenir del expediente, que da cuenta de una negociación de varios años.

El punto central fue la explicación de los valores diferenciales entre el lote de 18.300 metros y de los 219 mil metros de calles. Tal como explicó ayer El Diario, ambos surgen del mismo precio base establecido por el comité municipal de tasación: 80,15 pesos el metro. En el caso del terreno y las calles se multiplica ese valor por coeficientes distintos: 1 para el primer caso y 0,2 para el segundo. Así, el lote se vendió a 80,15 el metro y las calles a 16,03.

La presidenta del bloque oficialista, Liliana Alfaya, aseguró, a su vez, que existieron “operaciones de intereses” sobre el Concejo. Lo dijo en referencia una oferta que se presentó a último momento, en la que un empresario había manifestado interés por quedarse con el lote ofreciendo 86 pesos el metro cuadrado. Según la edil, la oferta carecía de avales y sustento, al tiempo que, según dijo, “informó a través de la prensa valores que nada tiene que ver con los que figuran dentro del expediente”.

Finalmente, a la hora de la votación, se alzaron 11 manos de concejales oficialistas, suficientes para dar por aprobada la venta.

 

El dato 

El Concejo Deliberante aprobó ayer la prescripción de deudas por tasas vencidas hasta diciembre del 2006. La oposición votó en contra, al asegurar que eso se debió a falencias del Ejecutivo, que no intimó a los deudores de manera correcta. Coinciden en que el perjuicio económico para la Comuna es millonario.

Comentarios