Piden que la Casa de la Cultura se reforme con un llamado a concurso

Encuentro Pilarense y el GEN solicitan que se emitan anteproyectos a través del Colegio de Arquitectos. El edificio está en Chacabuco y Lagrave. El gobierno ya presentó un proyecto de obra.
 
domingo, 21 de octubre de 2012 · 00:00

A través de un aporte del gobierno nacional de 2 millones de pesos, la Casa de la Cultura se mudará a un sitio con más prestaciones, en Chacabuco y Pedro Lagrave.

Sin embargo, con la intención de darle un marco de mayor transparencia a la obra, desde la agrupación política Encuentro Pilarense y el partido GEN se propone la realización de un concurso de anteproyectos, instrumentado mediante un convenio con el Colegio de Arquitectos de la provincia de Buenos Aires, algo que sucede en una gran cantidad de municipios.

Según la arquitecta Graciela Baroldi, del GEN un proceso de estas características “es interesante porque participan los arquitectos de la región y es una manera mucho más abierta. La convocatoria para los interesados puede hacerse nacional, provincial o distrital. Luego, un jurado elige al proyecto ganador”.

Agregó que “tiene otra jerarquía, suele generar trabajos muy buenos y el elegido es difundido en varias publicaciones especializadas”.

 

Transparencia

El plan de obras contempla el reacondicionamiento de la planta baja, donde funcionará un SUM para exposiciones, una biblioteca, sala de reuniones y sector administrativo. También tendrá aulas para los talleres y hasta un estudio de grabación.

A través del sitio Pilaradiario.com, Pablo Guzmán, del Encuentro Pilarense, opinó que “la intervención de un espacio público –de todos, no de los gobernantes de turno- es un hecho muy importante que afecta, por su impacto urbano y uso, a todos los habitantes del distrito”. Por esto, agregó que “definir este tipo de obras por concurso minimiza los riesgos sociales de operar en el sistema público, transparenta la oferta (algo muy cuestionado al actual intendente), sirve para analizar y prever antes de hacer y mejora el entorno urbano”.

Guzmán expresó que dichos concursos “se hacen para darle valor agregado a la obra, pero sinceramente no creo que el intendente y su señora (por su formación) puedan resolver un edificio tan complejo y a la vez embellecer el entorno. Cometer un error en un edificio público es un problema social, económico y humano que lo sufrimos todos, basta ver el 99% de los edificios públicos”.

A su vez, Baroldi recordó que “recientemente se hizo un concurso para la biblioteca municipal de Campana, donde la respuesta fue muy buena. También se hizo en el Colegio de Arquitectos de Luján, y hay ejemplos similares en General Rodríguez y Mercedes. Hay muchísimos antecedentes y en distritos vecinos, es cuestión de que el Municipio decida hacer una apertura. Es una manera de que la comunidad se entere qué es lo que se está haciendo y no se presta a los amiguismos”.

 

Comentarios