Una sorda batalla por la mejor ubicación

miércoles, 4 de enero de 2012 · 00:00

 

Los zuccaristas llegaron tarde y debieron conformarse con una parte del cerco.

El apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por la operación que le practicaran hoy en el Hospital Austral se convirtió ayer en una lucha por el posicionamiento de intendentes del Conurbano, cuyos militantes llegaron a copar la puerta del nosocomio con banderas con sus nombres.
El lunes por la noche, fueron colocados pasacalles con mensajes de aliento a la mandataria, firmado por el jefe comunal de La Matanza, Fernando Espinosa.
De la misma manera lo hicieron los hombres del ex intendente de José C. Paz, Mario Ishii, que además de los trapos con mensajes, llenaron la reja del nosocomio con banderas que llevan sólo el apellido de su conductor político.
En tanto, la bandera más grande que ocupa unos 30 metros del cerco del hospital, pertenece al mandatario de San Martín, Gabriel Katopodis.
Como dice el dicho popular, “el último es cola de perro” o bien puede aplicarse “cocodrilo que se duerme es cartera”, porque eso les ocurrió a los colaboradores del intendente Humberto Zúccaro, que en la mañana de ayer y ante la invasión de apellidos de intendentes foráneos, llegaron intentando imponer el nombre del mandatario local.
La demora de los zuccaristas no les dejó buenos lugares para colocar pancartas cerca de la puerta, por lo que utilizaron el resto del cerco perimetral para colocar una veintena de banderas con el apellido del mandatario.
Incluso intentaron convencer a algunas agrupaciones de que debían quitar sus “trapos” para dejarle lugar al nombre de “quien manda acá”, como se refirieron a Zúccaro, sus hombres.

Comentarios