Temen que la medida afecte la recaudación municipal

viernes, 18 de noviembre de 2011 · 00:00

 

La casa más cara del país está en Pilar y subsidiada. La casa más cara del país está en Pilar, cuesta 22 millones de dólares y seguirá recibiendo subsidio en sus tarifas de luz y gas, ya que no se encuentra en un barrio privado ni country.

Si bien el caso está llevado al extremo, puede ser una muestra de que no siempre quienes tienen mayor capacidad contributiva van a ser alcanzados por la medida.

Otros casos pueden representarlos los barrios semiabiertos (como Los Robles del Monarca), con propiedades que en muchos casos superan en valor a la de cualquier barrio cerrado.

Sin ir más lejos, pasa lo mismo con chalés en el barrio (abierto) Villa Morra, cuyo valuación fiscal también es muy elevada.

Respecto a la casa de los 22 millones de dólares hay que decir que está en una zona rural, detrás del country Boca Ratón. Cuenta con 2.700 metros cubiertos, está rodeada de 75 hectáreas donde además se levantan seis canchas de polo. Cuenta con un lago de cinco hectáreas y hasta una isla. Su nombre, “La Felicitas Polo Club”. Su dueño se desconoce, pero está tranquilo, la luz y el gas seguirán subsidiados.

 

 

Uno de los análisis realizados tras el anuncio del Gobierno nacional sobre la quita de subsidios en los servicios de luz y gas a los countries, es el impacto que puede acarrear sobre la recaudación municipal. En el distrito existen más de 200 urbanizaciones privadas y esa es una de las variables que comenzaron a estudiar los funcionarios en las últimas horas.

El secretario de Gobierno, Ricardo Male, señaló a El Diario: “a nosotros, de alguna forma nos incumbe, porque puede llegar a resentir los ingresos de nuestro presupuesto” y explicó: “hay que tenerlo en cuenta como un elemento más en el análisis de los ingresos del Partido, tenemos que analizar cuál es el impacto que tiene en nuestros recursos”.

El funcionario se basó en lo que parece ser una regla histórica en el comportamiento del contribuyente: “lo que sucede en la clásica, es que los impuestos municipales se pagan al final de todo. Por la experiencia sabemos que el contribuyente, generalmente, paga otros impuestos antes de pagar las tasas municipales”.

Male aseguró que si la medida afecta el bolsillo del contribuyente, puede impactar en la recaudación, pero subrayó: “no será inmediato, sino recién en marzo”.

En tanto, sobre la reforma tributaria que el Municipio pretende aplicar el año que viene explicó: “se trata de ponernos al día, ya que los costos para mantener los servicios municipales aumentaron” y cerró: “esto será un elemento más y si prevemos la crisis internacional que va a llegar y se está empezando a sentir, también es una variable, en ese sentido el intendente ha planteado racionabilidad y ajustar como corresponde de una forma equitativa”.

 

Dudas

La teoría de Male, fue avalada por el ex secretario de Hacienda, Daniel Ondarza, que aseguró que esa ecuación “puede llegar a darse afectando la recaudación del Municipio” y señaló: “no sé cómo harán la reforma tributaria, pero debería actualizarse la tasación para poder aplicarla en forma escalonada”.

Por su parte, el presidente del HCD e intendente interino, Marcelo Castillo, dijo que la quita de subsidios “no va a modificar los proyectos que tiene el intendente para las tasas” y explicó: “habría que ver en qué montos repercute la quita de los subsidios, qué aumento significa y si es intolerable para los countristas, cosa que no creo”, lanzó y cerró: “igual no vamos a aumentar un monto que sea injusto”.

Al mismo tiempo, el concejal denarvaísta Diego Ranieli, adelantó: “no sé cuál es la reforma que quieren hacer en Pilar, pero hay que analizarla seriamente y en detalle cuál va a ser el alcance”.

En tanto aseguró: “desde ya, me opongo a la creación de una nueva tasa de seguridad, que hace mucho tiempo quieren crear y es una doble imposición para la gente”.

Comentarios