Cambiarán de sentido un grupo de calles cruciales para el tránsito

Entre ellas están Martitegui, Camilo Costa y Martignone. También un tramo de Juan Manuel de Rosas. Además prohibirán estacionar en algunas zonas. Se busca el ordenamiento del tránsito.
sábado, 3 de abril de 2010 · 00:00

 

Cuando el proyecto se convierta en ordenanza, la calle Juan Manuel de Rosas será mano hacia ruta 8.

 

Con el objetivo de lograr un mejor ordenamiento del tránsito en varias zonas del centro de Pilar, un conjunto de calles dejaría de ser doble mano para definir un sentido único. Así será de aprobarse un proyecto de ordenanza presentado por el concejal del oficialismo Miguel Saric. La iniciativa ya fue votada por unanimidad en la Comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante, y será tratada en el recinto en la próxima sesión.

En este primer “paquete” de calles que verán modificaciones, figuran Martitegui, Camilo Costa y Martignone, del barrio Tropiano. Mientras que Camilo Costa correrá desde la avenida hasta la calle Uruguay, las otras dos arterias tendrán el sentido contrario. De la misma manera, Víctor Vergani tendrá un sentido único en todo su tramo, no solamente hasta Fermín Gamboa, como ocurre en la actualidad.

El motivo del cambio está directamente relacionado con la llegada –a fines del año pasado- del paseo de compras Ecos del Pilar, ubicado en la esquina de la avenida Tomás Márquez y Camilo Costa, emprendimiento que según el concejal ha influido en el tránsito.

“La zona del shopping sigue presentando problemas en el tránsito, además es necesario ir ordenándose de a poco”, expresó ayer a El Diario.

Si se aprueba en la próxima sesión –pautada para el jueves 15- se redactará la ordenanza, que pasará al Poder Ejecutivo, que de dar el visto bueno promulgará el correspondiente decreto.

“La Dirección de Tránsito luego tendrá que colocar la cartelería –indicó Saric-. Ya están trabajando; para qué esperar dos meses más, es mejor hacerlo mientras se cumple con los trámites burocráticos”.

Se descarta que el proyecto sea aprobado, ya que recibió un voto afirmativo por unanimidad en su correspondiente comisión.

Asimismo, en el proyecto de ordenanza también está incluida la cuadra de Juan Manuel de Rosas, entre Tucumán y la ruta 8: ese pequeño tramo fue asfaltado hace alrededor de un año, pero desde un principio fue foco de conflicto porque muchos automovilistas lo utilizan lisa y llanamente como estacionamiento, a pesar de tratarse de una calle angosta y doble mano (por lo que hubo multas por parte de Tránsito).

“Tienen un baldío enorme enfrente, pero igual dejan el auto sobre la calle –señaló Saric-. Por eso será mano sólo hacia la ruta. Además, servirá para evitar los embotellamientos del semáforo de la esquina de la ruta 8 y Juan B. Justo”.

 

Más cambios

Mientras espera que se apruebe el proyecto, Saric anticipó que en iniciativas futuras “pediré que en la calle Juan B. Justo, entre la ruta 8 y 25 de Mayo -que hoy es doble mano-, no se pueda estacionar. Ese tramo tiene que estar despejado, no se debe poder estacionar porque la calle no es ancha. A esa cuadra hay que liberarla”.

El concejal indicó que “también pediré que se libere la cuadra de Pedro Lagrave, entre Ituzaingó y Rivadavia, la de la entrada de la terminal de ómnibus”.

En este sentido, recordó que “ya vetaron una vez esa ordenanza, pero voy a insistir porque los colectivos que no entran a la terminal frenan para el descenso de pasajeros. El estacionamiento en esa zona es un beneficio para cuatro o cinco comerciantes que ponen sus vehículos”.

Saric insistió en que “hay que encontrar la forma de alivianar el tránsito. Además voy a proponer que se elimine la parada de colectivos de Pedro Lagrave e Ituzaingó, y que se traslade hacia la otra cuadra. Ya otra vez se aprobó –reiteró-, pero la vetaron por influencia de algunos comerciantes de la cuadra”.

 

 

Antecedentes 

Las propuestas de Saric en cuanto al sentido de las calles ya fueron escuchadas en otras ocasiones: durante el año pasado, varias arterias del centro de Pilar definieron un sentido único. Ese fue el caso, por ejemplo, de Chacabuco, que pasó de ser doble mano a una calle de mano única desde Hipólito Yrigoyen hasta Fermín Gamboa. Paralela a ésta, Combate Vuelta de Obligado también definió su sentido, contrario al anteriormente nombrado.

Comentarios