EL CRIMEN ESTÁ IMPUNE

Piden justicia por vecino asesinado tras denunciar fiestas clandestinas

A Gabriel Eiriz lo mataron en 2013 en su casa de La Lonja. Una mujer policía será juzgada desde este mes por amenazas previas. La familia reclama que se busque a los asesinos.
sábado, 1 de febrero de 2020 · 00:00

Más de seis años después del asesinato de Gabriel Eiriz, el hombre de 40 años asesinado en la puerta de su casa de La Lonja luego de denunciar la realización de fiestas clandestinas en una vivienda lindera a su propiedad, el próximo 11 de febrero se iniciará el juicio oral contra una mujer miembro de la policía federal, acusada de haberlo amenazado días antes del crimen.
El próximo lunes, los familiares de la víctima se presentarán en la fiscalía de Pilar para renovar su pedido de justicia, teniendo en cuenta que la investigación por el homicidio no presenta avances.
“Queremos hacer presión para que la causa avance y también queremos una condena ejemplar para la mujer que lo amenazó”, manifestó Gustavo Eiriz, hermano del hombre asesinado. “Que este juicio movilice la investigación por el crimen”, agregó.
En cuanto al juicio que se iniciará en los próximos días en el Juzgado correccional Nº 5 de San Isidro, la acusada es Mariela Fernanda Pérez Arguello, oriunda del municipio de Merlo, que según la investigación fue quien amenazó a la víctima días antes de que dos desconocidos lo abordaran cuando llegaba a su casa ubicada en el barrio Los Tilos, en octubre de 2013 y le dispararan en la cara con una escopeta.
“La mujer le dijo a mi hermano que la termine (con las averiguaciones por las fiestas clandestinas) porque iba a terminar muy mal”, aportó el familiar.
A raíz de esta situación, la víctima denunció dos veces en la fiscalía a Pérez Arguello por amenazas, aportando pruebas, apenas días antes del crimen. A ella había llegado a través de la presunta dueña de la propiedad, identificada como Amelie Storani Domínguez, quien la presentó como su prima.
“Storani, que tampoco sabemos si realmente es la dueña de la propiedad, cuando mi hermano la llama por las fiestas clandestinas empieza a evadirlo, le dice que se va de viaje y lo contacta con su prima para hablar del tema, que resultó ser esta policía”, relató Gustavo.
Antes, el hombre asesinado, que vivía en el barrio desde inicios de la década del 2000, se había presentado ante el inquilino de la propiedad y organizador de estas fiestas, identificado como Ezequiel Salsamendi, quien también habría respondido de forma prepotente a Gabriel cuando éste le reclamó por los ruidos molestos provenientes de las reuniones.
Al día de hoy, tanto Salsamendi, como Storani Domínguez y Pérez Arguello están imputados en la causa por el asesinato, aunque aún no se pudo dar con los autores materiales.

El hecho
Gabriel Eiriz (40), vivía solo en una casaquinta situada en la esquina de Carlos Calvo y Los Chañares, en el barrio Los Tilos. El 9 de octubre de 2013, alrededor de la 1 de la madrugada cuando la víctima arribó a ese domicilio a bordo de un Renault 6, al menos dos agresores armados que estaban adentro del terreno lo sorprendieron y efectuaron disparos.
El hombre trabajaba en una empresa de informática de la ciudad de Buenos Aires, estaba separado y tenía tres hijos de 12, 9 y 6 años, a quienes veía periódicamente en su casa. 

2
23

Comentarios