ROBOS CON SIMILITUDES

Por ahora, no vinculan los asaltos

Por ahora, no vinculan los asaltos

En las últimas semanas se produjeron robos en viviendas cuyos propietarios fueron sorprendidos durmiendo o cuando ingresaban y fueron maniatados mientras los delincuentes seleccionaban el botín.
Estos casos además tuvieron otras similitudes: los ladrones actuaron encapuchados y con guantes e incluso esperaron a sus víctimas observándolas desde el perímetro de sus viviendas.
Según contaron las víctimas de los distintos robos, los delincuentes portaban armas de grueso calibre y los amenazaron al retirarse con que no se desatarán hasta 40 minutos o una hora después de que se largaran.
Al mismo tiempo, ingresaron y se fueron caminando, incluso cuando sus víctimas tenían vehículos, de los que solo se llevaron las llaves.
Para la policía, todos estos datos y que los malvivientes seleccionen desde electrodomésticos, artículos electrónicos, ropas y los juguetes que había en las casas, no significa que se trate de los mismos ladrones.
“Estamos investigando cada robo en particular como hechos distintos y sin vinculaciones”, remarcó un alto jefe policial al ser consultado por El Diario.
Uno de los últimos hechos que se dio con características similares, fue mucho más violento ya que el dueño de casa, un hombre de 64 años, fue torturado y sufrió quemaduras en las manos y glúteos con una plancha por parte de los ladrones que le exigían dinero.
Este último hecho, ocurrió a pocas cuadras del que el lunes último sufrió un matrimonio y su hija de 3 años en el barrio Casablanca, cuando cinco delincuentes encapuchados, con guantes y fuertemente armados, cortaron el alambre perimetral y los sorprendieron pasadas las 23.  

0
6
Comentarios Libres