HAY MALESTAR DE LOS VECINOS

Villa Morra, un barrio que está en la mira del delito

Los robos en la calle y las entraderas se producen a toda hora. Los vecinos están conformes con la policía pero le piden al Municipio alarmas de seguridad y limpieza de baldíos.
domingo, 25 de marzo de 2018 · 00:00

Vecinos de los barrios Villa Morra I y II denuncian una ola de robos en la zona, seguidilla que tuvo como capítulo más reciente el asalto sufrido por una menor de edad a manos de dos motochorros.
El hecho ocurrió en la tarde del viernes, cuando dos delincuentes en moto le robaron el celular a una adolescente que salía de una librería, en las inmediaciones de la plaza central del barrio. Dicho asalto colmó la paciencia de los frentistas, que renovaron sus críticas hacia el Municipio (ver aparte) y pidieron ser incluidos en el programa de alarmas comunitarias.
“Ya no sabemos qué hacer, ni siquiera se puede ir a las plazas a tomar mate”, se lamentó Marcela, una vecina, en comunicación con El Diario. La mujer agregó que “voy por la calle con miedo a que me roben en cualquier momento”.
Al mismo tiempo, en un comunicado difundido a medios locales, los vecinos afirmaron que “vivimos encarcelados en nuestras propias casas, rodeados de cámaras, alarmas y rejas. Sin embargo, ponés un pie en la calle y te vuelven a robar… Y da gracias que no te matan, pero ya quedás con pánico. No podés dejar que tus hijos salgan a tomar una gaseosa entre amigos por miedo a que les pase algo en la calle”.
Las modalidades más repetidas son los arrebatos en la vía pública (generalmente obra de motochorros) y las entraderas, en cualquier horario del día. Además, la cercanía con varios accesos y egresos (rutas 8 y 25, colectora y autopista Panamericana) facilita la fuga de los delincuentes.
Sin embargo, la situación es de larga data: ya el año pasado, los vecinos mantuvieron una reunión con autoridades policiales en la plaza principal, reclamando mejores condiciones de seguridad.

Comunicación
Paradójicamente, a pesar de la ola de robos denunciada, los vecinos manifestaron conformidad con la labor policial: “Se ve patrullaje en algunos momentos del día, pero el problema es que la Comisaría 1ª tiene pocos móviles”. 
Además, Marcela aseguró que los habitantes de ambos barrios “tenemos una comunicación fluida con la policía: nos atienden el comisario y el jefe distrital, nos atienden en el COM… Tenemos un trato constante”.
En este sentido, desde la Secretaría de Seguridad confirmaron a El Diario que hay diálogo con los vecinos, aunque manifestaron que las denuncias por robos en Villa Morra continúan, pero no se han incrementado en forma significativa.
Por otra parte, uno de los mayores reclamos está relacionado con el pedido de instalación de alarmas comunales monitoreadas por el COM, programa que el Municipio viene implementando en diversas zonas del distrito. “Fuimos los primeros en pedirlas, pero hasta ahora no nos tocó”, expresó Marcela.
Sobre esto, Walter Gutiérrez, vocero de la Secretaría de Seguridad, comentó que en algunas cuadras de Villa Morra I los frentistas “instalaron por su cuenta alarmas vecinales, y luego pidieron sumarse al programa de alarmas monitoreadas”.
En este sentido, el funcionario aseguró que “se está en proceso de sumar esas alarmas al sistema comunal, monitoreado por el COM. Es algo que lleva tiempo por cuestiones de protocolo, expedientes, tecnología y demás”. 


“Vivimos encarcelados en nuestras propias casas, rodeados de cámaras, alarmas y rejas. Sin embargo, ponés un pie en la calle y te vuelven a robar”.

MARCELA, VECINA DE VILLA MORRA II. 

Noticias Relacionadas

Comentarios

26/3/2018 | 19:37
#2
Y, si todos los días dejan en libertad a un par de reos, de los que nos enteramos porque son famosos, no queda otra que tener rejas en todos lados.
25/3/2018 | 05:41
#1
“se está en proceso de sumar esas alarmas al sistema comunal, monitoreado por el COM. Es algo que lleva tiempo por cuestiones de protocolo, expedientes, tecnología y demás”. seguro también depende de la presión ambiental, la sequía, el número que alga en la quiniela y la hora a la que cante el gallo. las alarmas son un sistema que atrasa 20 años, y ni eso pueden brindar