Francisco Maderna, un héroe pilarense en las invasiones inglesas

Murió el 5 de junio de 1807, luchando contra los británicos en las cercanías del Convento de Santo Domingo. Una calle porteña lleva su nombre.
viernes, 5 de junio de 2020 · 08:12

El 5 de junio de 1807 murió el teniente Francisco Maderna, héroe pilarense de la resistencia de las segundas Invasiones Inglesas, durante una ofensiva británica ocurrida en los alrededores del convento de Santo Domingo.

Ese día, en las calles céntricas de la incipiente Buenos Aires se desarrolló "una de las más sangrientas luchas contra las tropas invasoras inglesas comandadas por el teniente general John Whitelocke", según expresa el historiador Aldo Beliera (pilarenlahistoria.blogspot.com).

Según la investigación de Beliera, para la resistencia "se crearon diversos batallones de cuerpos de veteranos de artillería y de granaderos, así como batallones de milicianos correspondientes a sus sendos orígenes de regiones españolas para los naturales de la Península o bien para los nacidos en Buenos Aires, o para los indios, pardos y morenos".

En esa fecha, parte de las fuerzas británicas a las órdenes del general Crawford, cruzaron la zona sur de la capital por la actual calle Venezuela y llegaron hasta la esquina de Balcarce con intención de ocupar la plaza de Santo Domingo.

Y agrega: "Del relato del Coronel don Pedro Andrés García, quien se hallaba a cargo del batallón de Cantabros y cuyos integrantes cubrían los alrededores del convento de Santo Domingo, podemos resumir los momentos previos a la muerte de Maderna:

'... el enemigo perdida toda esperanza de posesionarse de la plaza, forzó una puerta auxiliar del convento y ocupó los claustros e iglesia, las alturas, bóvedas, coro y torre, desde donde nos hacía un fuego dominante y cierto a cubierto de los muros y aun parapetado de colchones y muebles en los pocos flancos que podíamos descubrirle...'.

'El batallón continuaba su activo fuego y con él obligaba al enemigo a no salir de sus trincheras, pero siendo necesario o sufrir una pérdida lamentable o abandonar un punto tan interesante, para evitar estos extremos se hacían precisos nuevos auxilios, especialmente de artillería con que batir las puertas del convento...'.

 'En este intermedio los enemigos nos propusieron tres señales de parlamento que resultaron falsas, con cuyo arbitrio lograron en el primero, que salí a contestar, matarme  un soldado que estaba a mi lado y la continuación de su fuego me obligó a retirarme'.

'Intentaron con señales más expresivas de rendirse y entonces dieron muerte al teniente de la tercera compañía don Francisco Maderna y a cuatro hombres más bajo el mismo pérfido engaño...'.

El parte de los hechos acontecidos en esa memorable jornada que culminó con la rendición del general Crawford, fue redactado por el Coronel García y enviado al capitán general don Santiago de Liniers el 15 de julio de 1807".

Más tarde, mediante Decreto Municipal Nº 209 del año 1945, se designó con su nombre a una arteria del barrio de Pompeya, próxima a la Av. Sáenz, cuyo trayecto nace en la Av. Perito Moreno y finaliza en Abraham J. Luppi al 1.000, perdurando en la actualidad. 

Galería de fotos

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios